Alimentación Durante el Invierno Reviewed by Momizat on . En estos días experimentamos un descenso brusco de la temperatura, instalándose una ola de frío en gran parte de la República Argentina. Además de los recaudos En estos días experimentamos un descenso brusco de la temperatura, instalándose una ola de frío en gran parte de la República Argentina. Además de los recaudos Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Alimentación Durante el Invierno

Alimentación Durante el Invierno

alimentacioninviernoEn estos días experimentamos un descenso brusco de la temperatura, instalándose una ola de frío en gran parte de la República Argentina. Además de los recaudos que debemos tener para prevenir las enfermedades respiratorias, es importante poner atención en la alimentación y la actividad física.

Generalmente en la época estival, elegimos comidas y alimentos refrescantes y fríos, mientras que en el Invierno solemos recurrir a comidas más consistentes y “suculentas”. Asimismo, cuando el clima se va tornando cada vez más fresco decrecen las motivaciones para salir, es decir, las familias tienden a permanecer dentro de sus casas.

A su vez, con estas bajas temperaturas ambientales, nuestro organismo demanda mayor aporte energético para mantener la temperatura corporal a 37 grados centígrados.

Si bien todos los alimentos son fuente de energía, es importante consumir alimentos cuya fuente sean hidratos de carbono complejos, ya que son considerados como energéticos por excelencia. Dichos nutrientes se encuentran en la naturaleza en alguno de los siguientes alimentos: fideos, panes, harinas, legumbres, entre otros.

Las grasas también aportan energía, pero su consumo debe ser moderado, ya que un alto aporte en la alimentación diaria puede verse reflejado en un aumento del peso corporal del paciente.

Por lo tanto, para mantener un buen estado nutricional es necesario gozar de una dieta balanceada y equilibrada, controlando el consumo de grasas y azúcares.

Algunas recomendaciones:

  • Cocinar platos calientes como guisos, cazuelas, caldos, sopas, potajes.
  • Consumir verduras en preparaciones calientes como panachés, suflés, budines, bocadillos.
  • Consumir infusiones calientes tales como té y mate cocido.
  • Las legumbres son un importante aporte de hidratos de carbono (energía) y fibras: garbanzos, lentejas, habas, arvejas, porotos.
  • Las frutas secas además de ser una buena fuente de energía, aportan grasas saludables: nueces, avellanas, almendras, etc.
  • El pescado provee de proteínas, vitaminas y grasas saludables, es por ello, que los Expertos recomendamos el consumo con una frecuencia semanal de alguno de éstos: merluza, caballa, arenque, salmón, palo rosado, mariscos.
  • Mantener una buena hidratación mediante agua potable a temperatura templada.
  • Realizar actividad física.
  • Consulte a su Nutricionista si considera que está realizando porciones “extra” ya que es saludable mantener estable el peso corporal durante todo el año.

Lic. Romina Di Marco.
Licenciada en nutrición.
Colaboradora de Centro Psicológico Compartir
rmn.dimarco@gmail.com
Av. Independencia 2417.Of.4  (7600) Mar del Plata.
223 4922440

Scroll to top
aluscreativos.com.ar