Autoestima en el Trabajo: Su Significado Reviewed by Momizat on . Quien desarrolla una actividad laboral, su rendimiento y su funcionar en su trabajo van a estar determinados por su modo de ser, por su manera de responder a la Quien desarrolla una actividad laboral, su rendimiento y su funcionar en su trabajo van a estar determinados por su modo de ser, por su manera de responder a la Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Autoestima en el Trabajo: Su Significado

Autoestima en el Trabajo: Su Significado

trabajofelizQuien desarrolla una actividad laboral, su rendimiento y su funcionar en su trabajo van a estar determinados por su modo de ser, por su manera de responder a las exigencias, por su capacidad y por la forma en que puede o no poner en práctica ese conocimiento del que dispone, esa capacidad que ha adquirido en su formación tanto académica como técnica o/y  práctica.

Indudablemente que el tipo de autoestima con el que cuenta se va a manifestar en su producción, si es ésta alta, inflada o baja se notará en ese rendimiento en todos los modos posibles de observar.  Tanto en su diario accionar laboral como así también el modo en que se adapta en más o en menos en su actividad se verán directamente relacionados a ese modo que tiene de sentirse autoválido, y de estimarse con bien, como así también se manifestará si ésta persona tiene un bajo o pobre concepto de sí.

Podemos asegurar que su nivel de autoestima será el que determine si ésta persona puede conectarse con sus potencialidades y ponerlas en práctica redundando esto en el beneficio para sí y para la empresa cuando el nivel de autoestima es óptimo, pero si es por el contrario bajo, difícilmente se podrá conectar con sus capacidades de hacer, con sus potencialidades y ponerlas en práctica, todo lo contrario, todo lo que de sí se pueda manifestar será pobre y exiguo producto de que no tiene aprecio por sus logros y mucho menos pondrá en práctica su capacidad de proyectarse en tal o cual meta si a ésta debe avizorarla como una consecuencia lógica del éxito que reconoce en sí mismo, producto de estar en contacto con su apreciación positiva de sí (autoestima positiva).

Por cierto que toda empresa, o trabajo tiene que competir con otros y si una persona no manifiesta una positiva manera competitiva de posicionarse con otros que forman parte del colectivo laboral, pobre será la apreciación que tengan los demás de él/ella y mucho más pobre será la posibilidad de ocupar un lugar mejor y más alto en su rango, para no hablar de que también existe la posibilidad de perder su lugar en esa empresa de la cual forma parte.

La importancia de la autoestima es tan alta y forma parte tan consustanciada con el modo de actuar, proceder, relacionarse y mostrarse y tal es así que no sólo  es la carta de presentación que  la persona hace de sí, muestra y exhibe de sí ante un empleador, o ante el profesional que hace las entrevistas de trabajo,  que desde el momento mismo de la presentación física en ese ámbito de examen de competencia o laboral ya desde la primera entrevista se va a mostrar en todos y cada uno de los movimientos y formas de desplazamiento físicos; como así de sus gestos, modos, forma de articular el lenguaje y la comunicación que es desde la primera mirada del entrevistador y examinador que se van éstos elementos formando parte de ese metalenguaje con el que se expresa y que muestra su forma y capacidad o incapacidad para la función en la cual está siendo evaluado.

Y esto es así porque la autoestima de la persona se evidencia en todas sus formas, en todos sus modos e inclusive en gestos tan simples como el modo de golpear la puerta, o de hablar por teléfono solicitando una entrevista,  el tono de voz que utiliza, el cómo  se dirige a quien lo recibe en la empresa, la forma de vestir y de portar esa vestimenta, las palabras y frases que utiliza, el tono, la mirada, etc.

Es la autoestima tan importante, porque es el mayor o menor autoaprecio (amor hacia sí mismo-respeto y autovalor) que tiene la persona de sí, y a partir de ahí se torna la diferencia abismal entre una y otra persona, porque en este mundo competitivo de hoy, si bien son importantes los conocimientos, la capacitación,  también lo son el modo en que la persona que los posee puede hacer uso de ellos al manifestarlos, que será esa presencia que junto al nivel cultural, y de formación (académica-técnica-experiencial, etc.) elementos éstos muy importantes pero lo fundamental es que una vez logrado  esto la persona pueda mostrarlos y mal destino le espera a quien con tantos y amplios conocimientos si a la hora de exhibirlos, está poniéndose un “cartel” de “no valgo” “no sirvo” “no  confíes en mi” porque es eso lo que le ocurre a quien tiene una baja autoestima, es tan poco el valor de sí que tiene, el aprecio de sí, valen tanto más las otras personas para él/ella que siempre siente que lo que hace o lo que conoce dista miles de kilómetros en menos de la capacidad o conocimiento que valora en los demás, entonces a la hora de ya estar en una función, en un trabajo serán muy vagos, pobres o inexistentes los argumentos cuando deba defender un proyecto, o articular una defensa en un trabajo o idea, y serán otros los que muy posiblemente se lleven los laureles y ganen porque habrán sabido defender y mostrar su propia realización; en cambio quien tiene baja autoestima no ha podido mostrar o articularse en defensa  de ese trabajo o proyecto o idea porque  no lo supo defender.

Demás está decir que tanto sus pares o superiores no se forman una idea acabada de la capacidad de ésta persona con baja autoestima, lo pueden estimar quizás en lo que vale porque sienten afecto por él/ella si han aprendido a quererlo, pero no a la hora de hablar bien en cuanto a posibilidad o proyecto de logros, o a la hora de recomendar para ascenso o un logro superior en ese ámbito, porque si él/ella mismo no siente respeto por sí, mucho menos lo tendrá quien lo mira y aprecia desde afuera.

H e aquí la diferencia,  entre quien dispone de una buena autoestima y de quien no a la hora de conseguir lo que merece  en su trabajo.

La sugerencia si te sientes  identificado/a con mis palabras es que te pongas a trabajar para modificar esto, para aumentar tu autoestima, tu autoaprecio, tu autovalor.  Las lecturas ayudan, aunque la terapia psicológica es el camino más corto pues en mucho menos tiempo se obtienen los resultados.  Con las terapias breves en mucho menor tiempo podrás estar a la altura de quienes pueden obtener los logros, sin todos los caminos de espinas que hasta ahora has recorrido.

Lic.Cristina Heinzmann
Psicóloga-Terapeuta
Centro Psicológico Compartir
Psicoterapia en Línea
www.centrocompartir.org

Scroll to top
aluscreativos.com.ar