Cómo Lograr una Buena Relación de Pareja y no Morir en el Intento Reviewed by Momizat on . Desde los primeros momentos de nuestra existencia aprendemos a estar con otros, y eso precisamente nos permite SER, separarnos, independizarnos, mirarnos en otr Desde los primeros momentos de nuestra existencia aprendemos a estar con otros, y eso precisamente nos permite SER, separarnos, independizarnos, mirarnos en otr Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Cómo Lograr una Buena Relación de Pareja y no Morir en el Intento

Cómo Lograr una Buena Relación de Pareja y no Morir en el Intento

parejaDesde los primeros momentos de nuestra existencia aprendemos a estar con otros, y eso precisamente nos permite SER, separarnos, independizarnos, mirarnos en otros…aprendemos a ESTAR CON OTROS.

Así comienza nuestra vida, nos vamos relacionando, desde los primeros años de sociabilización ya vamos practicando a estar con otro u otros. Tanto con personas de nuestro mismo sexo, como del sexo contrario.

Desde nuestros primeros años de sociabilización, de escolarización, ya aprendemos a relacionarnos con personas del otro sexo, y a que éstas nos agraden. Desde que vamos a la escuela primaria, nos damos cuenta que hay otras personas pequeñas como nosotros que nos gustan, a las que gustamos; y también las bromas de pares o de mayores hacen “entrar a nuestro mundo de posibles” esa relación amorosa con el otro, con la otra, que sin dudas en las etapas tempranas no irán más allá de lo que podemos sostener, serán “gustos” “amores” tempranos, platónicos, pero que nos permiten ir “aprendiendo a jugar ese papel de gustar, querer, amar, congraciarnos, ser amorosos, recibir atenciones, etc., que como dije previamente nos van poniendo en el camino de la conquista, del agrado, del querer más a uno o a una, que a los demás y sentimos lo mismo hacia nosotros de aquella persona que tiene una mirada ESPECIAL hacia nosotros, una mirada distinta, una mirada que revela que para esa persona, joven aún, somos más que un compañero, una compañera, una amiga, un amigo: SÓMOS AQUEL PERSONAJE QUE SIGNIFICA MUCHO MÁS QUE LOS DEMÁS PARA ESE QUE ASÍ NOS HA INVESTIDO SUBJETIVAMENTE DE TAL SIGNIFICADO Y GUSTO, nos sentirnos agradar, nos gusta agradar, nos interesa que gusten de nosotros, porque nos hacen distintos al hacerlo valga la redundancia y aunque “mostremos” que no nos gusta éste particular modo de “trascender” del grupo, muy dentro de nosotros mismos sí nos agrada esto, porque nos hace sentir diferentes, mejor, con mayor valía y eso no es malo, todo lo contrario.

Luego descubrimos que el andar de la vida nos ha llevado a olvidarnos de aquellos primeros y lejanos momentos, pasan los tiempos, vienen las distintas experiencias amorosas, algunas buenas, otras no tanto, pero que nos han permitido ir creciendo, ir aprendiendo de ese “prueba y error” que nos ha permitido la vida, y de pronto nos encontramos en éste momento de la EXISTENCIA, en el cual estamos NUEVAMENTE SOLOS, O SOLAS y al vivenciar una “nueva” frustración, aún dolidos por la experiencia mal avenida, o porque amamos y no fuimos correspondidos, o porque nos amaron pero no tanto, o porque de quien nos enamoramos resultó alguien que no nos pudo hacer feliz, o porque las distintas circunstancias por las que atravesamos juntos, se metieron cual cuña en la relación, y en lugar de atravesar esas experiencias y salir fortalecidos, el tiempo nos ha mostrado tanto a esa otra persona como a nosotros mismos, que en ambos o en alguno de los dos el amor dejó de estar, y las diferencias, las desavenencias, los malos momentos nos han permitido decir adiós y ahora es un nuevo momento existencial en el que estamos en la encrucijada de SI VOLVER A COMENZAR OTRA HISTORIA O QUEDARNOS SOLOS!!!???

En fin, de mi experiencia de vida, también como psicoterapeuta con largos años de experiencia en éstas problemáticas, como amiga y también conocida de diferentes personas que han dado fin a una o varias relaciones por las que hubieron de atravesar, pero que un día decidieron en compañía o solas cortar con una relación que no cumplía con el básico requisito de hacer feliz o al menos de permitir vivir en armonía, y ahora en éste momento, en el que la vida pone en la situación de volver a “elegir” a quien se supone es la persona que permitirá crecer y madurar en pareja, y encontrar la felicidad compartida; todo ese bagaje de historias previas, todo ese dolor, toda la frustración, todos los sinsabores y lágrimas derramadas aparecen y se presentan: SE HACEN PRESENTE y se muestran en la persona con un significado que a todas luces va a incidir en la nueva relación, desde el comienzo mismo del recorrido de un camino que no será tan sencillo ni tan fácil de recorrer, ya que el TEMOR DE VOLVER A SUFRIR (como si fuera posible repetir la historia tal cual se vivió), y éste hará que tanto él como ella muestren toda serie de formas y de modos que no hará posible la relación de pareja tal como se la desea, si ese hombre, o esa mujer no se desprenden de lo previo, y se permiten brindarse a esa nueva relación, si bien habiendo capitalizado todo lo vivido desde lo positivo, pero impidiendo suponer o dar por hecho que si ha habido una persona que ha dañado, no tiene porqué ahora también presentarse otra que haga lo mismo.

Es decir con cada relación la persona crece, madura, cambia, suma, y si ha habido la ruptura de la relación, por más que esto haya ocurrido, si quien la vivenció capitaliza lo mal vivido, como aprendizaje y crecimiento que le llevará a CRECER, MADURAR, DARSE CUENTA y de esa manera se mostrará a quien se está mostrando como futuro candidato, candidata a ser elegido para el amor, para la experiencia amorosa, para la nueva relación de pareja, como alguien distintos, alguien nuevo, alguien mejor, porque al haber superado el duelo de la ruptura amorosa, también se ha crecido, se ha madurado, y se ha desprendido del velo de la experiencia negativa, del dolor, del sufrimiento, del recuerdo negativo, y se está listo, se está lista para que esa nueva elección sea en madurez, crecimiento y plenitud.

No olvidar que la persona que se eligió antes, tuvo que ver con el modo de ser de quien eligió, que cuando tras el sufrimiento se aprende a ser diferente, se es una persona mejor y madura, y por lo tanto la nueva persona elegida, será madura y plena como tras el crecimiento logrado se ha aprendido a ser.

Tampoco olvidar que una de las fuentes de expresión del amor, la dicha, la sexualidad plena vivida, es la relación de pareja basada en el amor, el compañerismo, la proyección de deseos individuales y compartidos, etc., y al estar la persona en soledad, si bien puede vivenciar lo afectivo en otro plano de la vida, lo que más directa y plenamente le permitirá contactarse con sus emociones es la relación de pareja junto a ese ser a quien se ama y con quien se disfruta del amor.


Lic. Cristina Heinzmann
Psicóloga – Psicoterapeuta – Hipnólogo Clínico
DIRECTORA Centro Psicológico Compartir
CREADORA MétodoHeinzmann de HIPNOSIS Terapéutica (clínica)

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

Scroll to top
aluscreativos.com.ar