El Mal uso Dado a la Herramienta tan Valiosa de la Hipnosis Reviewed by Momizat on . Una muestra más de porque es tan difícil que la gran mayoría de las personas en el mundo conozcan que la hipnosis clínica, la hipnoterapia no es precisamente la Una muestra más de porque es tan difícil que la gran mayoría de las personas en el mundo conozcan que la hipnosis clínica, la hipnoterapia no es precisamente la Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » El Mal uso Dado a la Herramienta tan Valiosa de la Hipnosis

El Mal uso Dado a la Herramienta tan Valiosa de la Hipnosis

hipnosis8Una muestra más de porque es tan difícil que la gran mayoría de las personas en el mundo conozcan que la hipnosis clínica, la hipnoterapia no es precisamente la hipnosis de escenario, la hipnosis de circo, la experiencia recientemente mostrada ante las cámaras de un hipnólogo en GH de Australia. 

Muchas veces quienes aplicamos en nuestra práctica clínica la Hipnosis Terapéutica, como profesionales de la Salud Mental, ya sea Psicólogos, Psiquiatras, Psicoterapeutas, y demás profesionales de la Salud que se han formado precisamente en el área clínica para poder asistir y ayudar a quienes sufren para así acompañarlos y mediante la aplicación de las distintas técnicas psicoterapéuticas sostener junto al paciente una modificación de la patología o conducta y modo de manifestarse en la vida que lo lleva a sufrir y por ende a no vivir del modo deseado y esperado, no sólo por sí mismo, sino también por todos quienes formamos la sociedad de la que ésta persona también forma parte, y hemos abrazado por ende ésta profesión precisamente para ayudarlo a encontrar el camino que le lleve a dejar de sufrir.

En éste camino somos un puente, alguien que le ayuda a transitar, o a modificar hasta que el paciente o cliente o ese alguien sufriente que está buscando nuestra ayuda para modificar en forma positiva su vida.

Nosotros los terapeutas bregamos por ayudarlos a eso, y hacemos todo lo que tenemos a nuestro alcance para que en el menor tiempo la persona que solicita nuestra ayuda, asesoramiento, apoyo, reciba esa respuesta en forma ética, y sólo cuando tenemos la absoluta certeza de que nuestro accionar sólo le produce efectos positivos y esperados, que tienen como sino su mejora, su salud, su bienestar.

Quienes además de ser Terapeutas Clínicos somos Hipnologos o Hipnoterapeutas, cuando aplicamos la hipnosis en nuestra práctica lo hacemos sabiendo que es una herramienta valiosa, que nos va a permitir ayudar al paciente en un tiempo más corto, que va a permitir que el paciente pueda encontrarse con aquello que produce su sufrimiento y que del modo más simple y a la vez más profundo nos permitirá llegar a los estratos psíquicos más profundos, y desde ahí por la técnica de la metodología que se aplique (cognitivo.conductual-gestalt-sistémica-EMDR-psicoanálisis, etc,etc,etc), nos va a permitir lograr la modificación ya sea del pensamiento, de la conducta, y hasta de la patología psicosomática u orgánica, logrando así modificar aquella patología por la cual ha iniciado la psicoterapia con la aplicación de la hipnosis terapéutica.

Uno de los principales obstáculos con los cuales quienes aplicamos la Hipnosis Clínica nos encontramos es la mala información que hay en general en mucha gente que piensa que la hipnosis es magia, que la hipnosis cura, que nosotros somos una especie de magos o brujos que con sólo hacerlos dormir, y sin ningún trabajo terapéutico presente una vez en estado lúcido mágicamente ya no tienen el problema son libres de él y para siempre.

En esto ha tenido mucho que ver la actuación de quienes aplican la hipnosis y en forma de “circo” o “escenario”, no la hipnosis terapéutica pues desconocen el mecanismo y la metodología que hay que utilizar para el tratamiento de las patologías, sino que se sirven de las distintas técnicas de la sugestión, lo aplican con quienes sienten que son sumamente sugestionables y desde ahí luego tenemos los resultados mágicos y circenses que ya todos conocemos.

Con enorme preocupación, veo en los titulares de muchos medios, que en un programa de TV de Australia en uno de éstos programas que se dan en todo el mundo “GH (gran hermano)” un hipnotizador llamado Peter Powers, _dice 20minutos.es _ “el periódico The Sunday Telegraph- para que Nobbi, uno de los concursantes, flirtease con David, un compañero de concurso en una bañera con judías. El show, además, incluía una segunda parte: Nobbi simulando dar a luz” http://www.20minutos.es/noticia/382303/0/gran/hermano/hipnosis/#comentarios

Para quienes no conocen el funcionamiento psíquico, esto que ha ocurrido y según los comentarios que se pueden leer en 20minutos.es es nada o es cosa de risa, lo que ocurre es que una cosa es utilizar las sugestión y el poder de ésta sobre alguien sin medir las consecuencias y otra muy distinta es tomar la hipnosis como herramienta terapéutica para ayudar a quienes tienen problemas y con la aplicación de la técnica de la hipnosis más las metodologías terapéuticas ayudarles a resolverlas, a solucionarlas, a modificarlas y por ende el proceso de la cura.

Por eso es importante saber que quien aplica la hipnosis debe conocer del funcionamiento psíquico, y de cómo proceder cuando en la presencia y sobre el aparato psíquico se actúa, qué hacer luego con ese material que aparece para de ese modo ayudar a la persona que se somete a la hipnosis y no dejar a ésta con ese material latente y sin elaborar, sin resolver el conflicto, sin modificar la patología. La diferencia entre los Hipnologos no profesionales de la salud, que no se han formado para aplicarla como herramienta terapéutica es que puede la consecuencia ser muy grave para la persona que se somete como conejillo de indias a ese experimento.

No se debe jugar con las personas, se debe tener en cuenta que un joven, un adulto, un niño no son máquinas, no son objetos sobre los cuales una experiencia como la que se muestra en esas imágenes de la experiencia en GH, sino que son personas en las cuales existe un aparato psíquico, una historia, una vida de experiencias y formación y fundamentalmente se trata de un sujeto humano sobre el que si se actúa directamente sobre su psiquis sin tener el conocimiento científico sobre el modo en que se lo puede dañar, o que hacer cuando ese material psíquico aparezca por motivo de la incentivación que mediante la “sesión de sugestión hipnótica” se hace, sin saber cuánto de dolor puede aparecer, mostrarse y ante ésta realidad quien está presente e incentivando éste mecanismo no tiene los fundamentos y elementos para ayudar, para trabajar sobre el material psíquico y cerrar ese proceso de modo que el mismo sea reparador, y no lo contrario, entonces estamos ante un riesgo para ésta persona que es sumamente grave, y lamentablemente sólo quien conoce verdaderamente el funcionamiento psíquico y el modo para no actuar sobre éste en forma iatrogénica puede ayudar en bien.

Quienes dicen que la hipnosis no existe, no conocen sobre sus posibilidades y logros que en el mundo se han obtenido mediante su aplicación a distintas dolencias tanto psíquicas como físicas, y quienes dicen que no existe y que es una ilusión por ese mismo no daña, lo aseveran porque no tienen en cuenta que somos los sujetos humanos, ante todo y desde que tenemos conciencia de nosotros mismos, sujetos psíquicos en el sentido de psiquis, de nuestro propio yo, fundante de nuestra vida psíquica que nos diferencia y nos separa de las demás especies y de los objetos o cosas: y es sobre el aparato psíquico sobre el que se actúa con la sugestión hipnótica.

Todo aquello que daña nuestra psiquis tiene efecto negativo sobre nosotros mismos, y daña nuestra psiquis aquello que se presenta de un modo que nos supera, que no podemos afrontar o enfrentar y por ende ante lo cual hasta puede quebrarnos en nuestra cordura. Que no se juegue con lo importante, que no se arriesgue la salud psíquica, que no se crea que las experiencias sobre nuestras posibilidades y potencialidades no tienen límites y podemos atravesarlas, quienes creen esto, quienes lucran con esto lo deben saber, existe un límite, todos lo tenemos. El límite está en lo que puede tolerar una persona, más allá del mismo se arriesga la salud psíquica, el bienestar, la cordura.

Lic. CRISTINA HEINZMANN
Psicóloga-Terapeuta
Directora de Centro Psicológico Compartir
www.centrocompartir.com
Psicoterapia en Línea

Scroll to top
aluscreativos.com.ar