Como Lograr el Equilibrio en Tu Vida Reviewed by Momizat on . Cuánto tiene que ver la deficiencia en la educación familiar, en la escolarización, en la socialización, etc., en la infancia y el No DISPONER DE LAS ADECUADAS Cuánto tiene que ver la deficiencia en la educación familiar, en la escolarización, en la socialización, etc., en la infancia y el No DISPONER DE LAS ADECUADAS Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Como Lograr el Equilibrio en Tu Vida

Como Lograr el Equilibrio en Tu Vida

© Copyright 2010 CorbisCorporationCuánto tiene que ver la deficiencia en la educación familiar, en la escolarización, en la socialización, etc., en la infancia y el No DISPONER DE LAS ADECUADAS HABILIDADES SOCIALES en la vida adulta?

Cuando hablamos de Salud Mental, también nos referimos a un bueno uso de las habilidades sociales,  porque la persona se ha desarrollado, ha adquirido formas y modos de relacionarse adecuadamente en lo social, de vivir su vida con madurez.

Cuando niño habrá podido socializar con sus pares e interrelacionarse también con los adultos que interrelaciona en ésta etapa fundamental para el crecimiento, para la madurez y también para el desarrollo intelectual.

Entonces un niño que va paralelamente aprendiendo en la escuela lo cognitivo, y lo social; sumándolo al aprendizaje de la vida de familia, de la cotidianeidad, de lo afectivo, de lo emocional; podrá manifestarlo en cada situación en que deba interactuar, socializar, expresar, y expresarse en el lenguaje que sea, ya sea en el verbal, en el de los gestos, en sus expresiones artísticas, en su demostración del aprendizaje adquirido, etc.

Se desprende naturalmente de la persona adulta, si ésta ha experimentado un adecuado “desarrollo de las habilidades sociales” producto de una buena infancia, de una maduración, crecimiento y desarrollo acorde a su edad y sus etapas, luego esto se traducirá sin dudas en una  adecuada y esperada “salud mental” en su vida adulta.

Cuando la persona dispone de una adecuada salud mental, da muestras de ella haciendo pleno uso de sus habilidades sociales, puede así vivir una vida plena, puede encontrar un equilibrio en su vida.

Que relación hay entre el adecuado desarrollo cognitivo,  la posibilidad de aprendizaje, la adecuada socialización, la esperada buena y fluida relación con sus pares, y el desarrollo de las habilidades sociales?

TODA:

Cuando un niño puede realizarse en cada una de las áreas según lo establecido en lo social, en lo educacional, en lo emocional, en lo afectivo, en lo familiar; cuando puede relacionarse de un modo acorde a su edad, y lo hace mostrando su propio temperamento, carácter, soltura, habilidad para hablar y responder, mostrar su temperamento y estados de ánimo, no encerrarse en su mundo, no inhibirse, no mostrar rabia o enojo de un modo que va más allá del tiempo esperado y la situación, que perdura y de cuya emocionalidad negativa no puede salir, incluso con estímulos para ello (familia, docentes, compañeros, etc.), está mostrando que tiene dificultades en lo emocional, y éstas dificultades se manifestarán también en lo intelectual, en el aprendizaje, en la sociabilidad, en fin en todas las áreas ya que todas se ven alteradas en el normal desarrollo que no le es posible alcanzar.

Es muy común que cuando el niño no alcanza un adecuado desarrollo a nivel de habilidades sociales, sus comportamientos serán de “mala conducta” “ira” “agresión o enojo”, no aceptará las sugerencias o indicaciones en tal o cual sentido, porque “caprichosamente querrá salirse con la suya” o porque su ensimismamiento no le permite razonar adecuadamente, o aceptar una limitación, un no, una orientación, un reto, un llamado de atención, etc., circunstancia en la cual quien tiene un adecuado desarrollo en sus habilidades, entiende y acepta que ha cometido un error, o que es justificado el llamado de atención porque se ha excedido en su falta de respeto, o en su conducta inacorde, etc., y aunque manifestando no estar feliz con ello, acepta que es necesario el llamado de atención, todo lo contrario el niño o joven que no puede manifestar que sus habilidades han alcanzado una adecuación se manifiesta en rechazo de la acotación del adulto, o con enojo, o con ira, o rompiendo, etc., circunstancias que comúnmente termina mucho más negativamente para él.

Pero sigamos con nuestro desarrollo del Tema de las Habilidades Sociales:

¿Porqué se les Llama precisamente así?

  • Porque no se tratan de rasgos de la personalidad
  • No se trata problemas de conducta
  • Se Trata de todo lo que le permite o no a la persona SER COMPETENTE EN LO SOCIAL.

Es decir, lo que le permitirá socializar de un modo adecuado a su edad cronológica, a sus posibilidades biológicas, y a su crecimiento emocional, psíquico, y social.

  • Es decir que quien dispone de las adecuadas Habilidades Sociales, dispone de ellas porque ha aprendido a interrelacionarse, a relacionarse, y a mostrar de sí aquello que considera según la ocasión que sea, y según las reglas de sociabilidad.
  • Lo anterior está queriendo expresar que aquella persona que ha desarrollado adecuadas habilidades sociales cuando se manifiesta en lo social lo hará según las normas y reglas (leyes) que le llevarán a ser entendido, aceptado, integrado y que su comportamiento o conducta en esa interacción no será digna de castigo o pena, y tampoco de hostigamiento o indiferencia, porque su habilidad le llevará a que el o los otros respondan empáticamente a su comportamiento, discurso, aportación, etc.
  • Cuando la persona está capacitada en lo social, de un modo hábil, su participación se considera válida, se acepta, es tomado como positivo su modo y forma, se lo entiende y percibe como un buen aporte o beneficio, tanto para el otro como para quien está mostrando su habilidad social: porque es precisamente alguien que LA ha adquirido y ésta le permite lograr un  resultado positivo en la interacción tanto para el otro como para sí.

¿Cómo nos damos cuenta cuando una persona ha desarrollado sus habilidades sociales?

  • Sus conductas son adecuadas a la situación.
  • Puede manifestar tanto sus emociones, como sus deseos, y hacerlo de un modo adecuado teniendo en cuenta ante quienes está, y a quienes se dirige, respetando el entorno, el contexto y la persona de los interlocutores, de modo que lo hará de forma de enriquecer la situación, y evitar conflictos, dificultades o problemas.

¿Qué estoy queriendo decir aquí?
que pueden ser innumerables los resultados de una interrelación social, pero si quien está expresándose o de alguna manera maneja o dirige esa situación, tiene un buen uso de sus habilidades sociales, logrará que lo que se diga y el modo, el cómo y el qué, como el porqué sean exteriorizados de manera de que si hubiera un mal entendido, o una situación de enojo, o un posible mal momento, sea todo minimizado y puesto en un contexto de armonía, de facilitación, de aclaración, de explicación, de entendimiento de manera que todos quienes participan de ese momento sientan que “está todo bien” y que “están conformes” con la explicación o el modo de interpretarse y entenderse, no necesariamente estando de acuerdo con el argumento o la idea en sí, sino que la habilidad de quien estuvo y sostuvo ese momento como quien conduce o dirige lo hace una manera flexible y con empatía como para que quienes participen lo entiendan y lo acepten con amplitud de consideración, aunque disientan con él o ella.

¿Porqué es durante la infancia el aprendizaje de las Habilidades Sociales?
Porque es el momento de la vida en el cual más aprendemos de quienes son nuestros mayores, y también el momento en que más estamos aptos para imitar por identificación a esas personas que sentimos son quienes “saben” y por ello toda o mucha de la información que recibimos ya sea de sus modos, de sus conductas, de sus formas de ser, de su carácter, de su mayor o menor facilidad para relacionarse, de sus malos modos, de sus conductas de agresividad o agresión, de su docilidad o rebeldía, de su empatía, etc.

COPIAMOS=APRENDEMOS=IMITAMOS=SEGUIMOS SUS PASOS por decirlo de algún modo, porque son personas significativas en nuestro mundo infantil, y precisamente por ello consideramos que lo que hacen y el modo en que lo hacen es “bueno” y lo tomamos para nosotros.

Habrán también conductas o modos de ser que nos llevarán en la adultez a ser inhábiles durante nuestra interacción social, pero fue precisamente o porque lo copiamos o porque no hubo su desarrollo, debido a que “algo” de nuestra personalidad de niño, nos llevó a no inhibirnos en esa habilidad social y ya en la vida de adulto ésta nos impide alcanzar una vida plena.

(Por ejemplo es muy común recibir en la consulta a pacientes que me cuentan que cuando niños estaban en un lugar lejano del aula, no se juntaban con sus pares a jugar, permanecían en silencio, el interactuar era una tortura, y ya sea porque los adultos mayores responsables no supieron o porque sí, pero por una razón u otra no hubieron de hacerlos asistir por un profesional psicoterapeuta, entonces en su adultez y debido a que le resulta muy difícil su vida ya sea en el plano personal o en el laboral o profesional, no puede desarrollarse del modo que “sí  siente podría” pero su inhabilidad social se lo impide, entonces asiste a tratamiento psicoterapéutico para poder aprender esa habilidad social que no desarrolló en su infancia.

Quien ha logrado desarrollar una adecuada Habilidad Social, desde su infancia o con Psicoterapia,  LOGRA eL Equilibrio que le permitirá alcanzar una vida plena en todos los ámbitos, tales como la familia, el entorno, su trabajo, su profesión, su vecindad, etc.,

Porque quien ha desarrollado las Habilidades Sociales:

  • Será capaz de encontrar el modo, el tono, las palabras, las frases, y se adecuará a la situación de un modo pacífico, tolerante, sin daño para ninguno, y aún encontrando éste equilibrio en el resultado habrá sido capaz de decir lo que piensa, sostenerse en su opinión, desarrollar su punto de vista, su pensamiento, y dejar a las personas conformes, no porque se adecúan totalmente a su pensamiento, sino porque el modo en que se expresa es ese con quien todos están de acuerdo, aunque no coincidan con las ideas o los fundamentos.
  • Es capaz de escuchar y hacerse escuchar.
  • Se da cuenta acabada de lo que dice, utiliza el tono, el modo y la emoción cuando lo dice y éstos responden a aquello que forma parte del mensaje que está tratando de transmitir.
  • PUEDE iniciar la charla, y mantenerla en su desarrollo, finalizándola cuando se da cuenta que ha logrado transmitir el mensaje que desea.
  • No sólo responde a preguntas, no sólo hace preguntas como modo comunicacional, sino que además desarrolla sus ideas, sabe hacerlo, sabe escuchar, sabe mantener el hilo de la conversación.
  • Se conduce con naturalidad y empatía aunque esté dando un reto o un llamado de atención, no utiliza agresiones, no le son necesarios los insultos, ni los gritos, ni los golpes.
  • Puede comunicarse desde lo emocional y transmitirlo con palabras, aunque esté diciendo “estoy muy enojado/a”.
  • Sabe conducirse según las normas sociales, de sociabilidad, integrarse a los grupos, comenzar la conversación aunque nadie hable, y continuar con ella, lo hace sin ansiedad, sin falsos cumplidos, sin buscar “calmar su ansiedad”, etc.

Lic. Cristina Heinzmann.
Psicóloga – Hipnoterapeuta.
Centro Psicológico Compartir.
Creadora del MétodoHeinzmann de Hipnosis.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

Scroll to top
aluscreativos.com.ar