Hipnosis Terapéutica (Clínica): 2da. Parte Reviewed by Momizat on . El Método de Abordaje de la Hipnoterapia Clínica Si bien la Hipnosis utilizada con fines terapéuticos hace ya mucho tiempo se utiliza.  No está difundido su rea El Método de Abordaje de la Hipnoterapia Clínica Si bien la Hipnosis utilizada con fines terapéuticos hace ya mucho tiempo se utiliza.  No está difundido su rea Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Hipnosis Terapéutica (Clínica): 2da. Parte

Hipnosis Terapéutica (Clínica): 2da. Parte

hipnosis01El Método de Abordaje de la Hipnoterapia Clínica

Si bien la Hipnosis utilizada con fines terapéuticos hace ya mucho tiempo se utiliza.  No está difundido su real significado y muchas veces el conocimiento de ésta en las personas no está fundado en lo que realmente es, sino que es con la cobertura de un halo de misticismo, de fantástico concepto que dista mucho de lo que es realmente la hipnosis como técnica y sus fantásticos efectos positivos sobre las personas en cuanto al logro de un mejor nivel de vida, ya sea si su aplicación es sobre la modificación de alguna patología que padece, como así también cuando se la aplica en la búsqueda de un mejor nivel de vida en todos y cada uno de los aspectos que la vida de la persona requiere para vivirla en plenitud.

En muchas ocasiones suele llegar a las personas el conocimiento de la existencia de la hipnosis y sus beneficios, a través de quienes ya han vivenciado sus efectos, y muy comúnmente porque saben que ésta persona atraviesa por tal o cual situación dificultosa, o problemática, o traumática en su vida y eso le lleva a sugerirle la búsqueda de un profesional que aplique la técnica de la hipnosis, con la intención de ayudarle así para la resolución de esa situación concreta en forma efectiva y “rápida”.

PORQUE una de las características principales de la aplicación de la hipnosis con fines terapéuticos, es que el tiempo que le insume a la persona para modificar esos aspectos o patología en su vida, es significativamente menor que cuando se trata  de cualquier otra metodología psicoterapéutica sin ésta técnica.

A nosotros los hipnoterapeutas es frecuente que nos lleguen a la consulta personas que han realizado psicoterapia por mucho tiempo y quieren modificar aquello que les afecta en un tiempo más corto, ya cansados de esperar el resultado en la psicoterapia que están haciendo, sin ver el resultado que buscan, ven que el tiempo pasa, la vida pasa, las oportunidades pasan y siente que lo que desea y necesita resolver le sigue afectando, tal vez con menos  intensidad porque está en tratamiento psicológico, pero no se ha retirado al punto tal de poder hacer en su vida lo que desea.

En otros casos, la situación de ésta persona es que antes de comenzar con cualquier tratamiento desean iniciar éste de un modo dinámico y efectivo pero corto, y nos buscan a nosotros hipnoterapeutas clínicos.

Es sabido que la utilización del método hipnóterapéutico es una vía rápida de encuentro de los estratos profundos de la psiquis y la conciencia. (Se dice que es un diálogo rápido y efectivo entre el inconsciente y consciente en un ambiente creado por la técnica de la hipnosis y ante la presencia efectiva del profesional que lleva a la persona a entender ese diálogo y sacar provecho efectivo y saludable de ello).

Esto es posible porque para la aplicación de la técnica de la hipnosis, es necesario en primer lugar llevar a la persona a un estado óptimo de relajación. Logrado esto se aplica la técnica de la hipnosis momento en el cual la persona no pierde nunca la conciencia, sí logra un estado profundo de concentración de modo que es posible llegar a los estratos profundos de la psiquis, sin resistencias, sin inhibiciones, sin la negación y la represión que se produce en el estado consciente y de vigilia.

En ese estado también la persona está más permeable a los cambios, y acepta éstos porque desde su inconsciente más profundo sabe que es lo positivo, lo mejor, lo saludable para sí, y que éste cambio le llevará a vivir una vida en salud y plena en todos los sentidos.  Éste estado permite entonces una aceptación de cambios, que en la vida de vigilia es mucho más difícil, (cambios que están en un todo de acuerdo con aquello se está tratando, por lo que llega al tratamiento y que forma el material psíquico traumático o no, necesario de cambiar).

Cambio  posible durante la hipnosis, ayudado significativamente a éste logro por la aplicación de la disociación psíquica como recurso terapéutico.  La persona logra de éste modo la superación en tiempo sustancialmente más corto de aquella problemática que le llevó a la necesariedad del  tratamiento psicoterapéutico con la aplicación  de la hipnosis.

Muchas veces la persona siente que la situación le supera, le desborda, pero no sabe que es, y mucho menos cómo salir de ello. Y si bien en muchos casos no se siente enfermo/a, sí nota que ya no rinde lo mismo, que se cansa con facilidad, que tiene cambios de humor, que su sueño se altera, en fin, siente que no ha cambiado para mal.
Es muy común esto y he descrito cómo se siente alguien que ya ha enfermado de estrés.

Para ejemplificar  cuando  la persona que vivencia un gran estrés, no se da cuenta de ello sino hasta alcanzar éste un grado elevado de estrés negativo, son las distintas formas en que éste se manifiesta que le permiten darse cuenta: antes de ello fue el excesivo trabajo, o la gran presión ejercida por otros o por sí y sostenida hasta niveles tan elevados que produjeron un gran monto de estrés que termina enfermando a la persona tanto física como psíquicamente, y llegado a éste punto, ésta persona busca ayuda y es el profesional tratante el que se da cuenta y puede diagnosticar en función de los distintos síntomas que la persona está enferma de “estrés”.

Considerando éstos síntomas, el especialista tratante generalmente medica y además recomienda un tratamiento psicoterapéutico.  Mediante la psicoterapia habrá de llevar a la persona a aprender a respetar sus límites y limitaciones, a darse cuenta de cuándo debe frenar la actividad y a desarrollar una vida en plenitud, porque ocurre que cuando se está en éste nivel de estrés, al hacer nosotros la anamnesis(entrevista inicial), comprobamos que son personas que se dedican fundamentalmente a uno de los aspectos o actividades en su vida, y éste es el laboral, al que le dedican “toda su vida” preocupación y energía, y mientras más le dedican, más éste les exige, y es una bola que cada vez se agranda más de actividad y exigencia que sólo puede parar en enfermedad, en “estrés” en ese estrés malo o negativo que enferma a la persona en todo, debiendo luego para recuperarse detenerse y por mucho tiempo, luego del cual y no sin dificultades, puede arrancar de nuevo.

Si es una persona inteligente, aprenderá de éste momento negativo y luego armará su vida de forma de modificar ese aspecto en su personalidad que le llevó a permitirse tal nivel de estrés.  Es aquí donde se ven los efectos positivos de la hipnosis aplicada a la modificación del estrés, y a ayudar a sanar a esa persona, no sólo en cuanto a la remisión de los síntomas, sino a la modificación de aquellos aspectos de su forma de ser, de su forma de encarar la vida, que al cambiar le van a permitir desarrollarse en lo profesional. laboral, y en los distintos aspectos de la vida: en lo familiar, en lo social, en lo afectivo, en lo intelectual, en lo recreacional, etc.

Es decir la forma en que la hipnosis terapéutica (clínica) ayuda a la persona que sufre o a sufrido de estrés es mostrándole cuáles son los aspectos a modificar y en forma rápida y efectiva a modificar, de modo que ésta persona saca un aprendizaje de tal situación grave de estrés y aprende a vivir como una persona nueva y plena, de manera rápida, efectiva y definitiva.

La hipnosis aplicada con fines terapéuticos, siempre debe estar realizada por profesionales idóneos, que tienen un pleno conocimiento del aparato psíquico.  Porque con la aplicación del método hipnótico se tiene muy fácilmente los elementos psíquicos productores de tal conducta y vivencia de la persona al alcance de “la mano”.

De modo que con esta técnica más la metodología terapéutica a las que adscribe éste profesional hipnólogo, éstas le permiten realizar los cambios necesarios para modificar la conducta, o los mecanismos negativos de pensamiento, o aquellos aspectos de la personalidad que inciden en que tenga tal o cual problema que le impide ser una persona plena y feliz, etc.

Con éstos elementos técnicos el profesional hipnólogo aplica su conocimiento y así puede ayudar a la persona de una manera sencilla y efectiva a modificar su vida rápidamente, y en pocas sesiones.

Cada profesional hipnólogo aplica el método psicoterapéutico al que adscribe según su formación y su práctica.
Yo como lo he dicho ya muchas veces, comencé con la hipnosis tradicional, luego apliqué algunos elementos y formas de abordaje de la hipnosis Ericksoniana, para luego crear desde la hipnosis mi propio método técnico (MétodoHeinzmann de Hipnosis Terapéutica); sumando siempre distintas metodologías psicoterapéuticas. El paciente, la paciente responde de un modo mucho más rápido y efectivo que si sólo aplico los elementos técnicos. metodológicos psicoterapéuticos sin la hipnosis.

Con la aplicación de mi método “Método Heinzmann de Hipnosis Terapéutica” la persona logra muchos beneficios, y uno de los que más influye en las ellas a la hora de decidir su tratamiento es que no sólo es una psicoterapia, sino que al ser con la aplicación de la técnica de la hipnosis, le proporciona una “forma efectiva y muy rápida de llegar al inconsciente” y de ese modo se hacen consciente muchos de los inconvenientes, dificultades, traumas, etc. que le llevan a un proceso terapéutico que desde la primera sesión le muestra aspectos de sí, y de sus problemáticas, que al irse resolviendo de sesión en sesión, al ir notando los cambios efectivos y rápidos con éste proceder terapéutico, se manifiestan en su modo, en la disminución de su ansiedad, a cambios en su forma de vida, en su forma de mostrarse en lo afectivo, emocional, relacional, social, laboral, etc. que no hace sino semana a semana mostrarle un aspecto de su persona dinámico y cambiante para lo positivo, que es la respuesta esperada por sí, y por la que cuando decidió tratarse con éste método suponía, y esperaba, pero ahora es una realidad que a veces de tan espectacular le hace dudar de su veracidad, y de la permanencia de los cambios.  Duda que prontamente desestima, con el avance de los días y los meses y la estabilidad en esos cambios en su persona.

Y es tanto y en tan poco tiempo lo que la persona modifica con la aplicación de la hipnosis terapéutica, que lo primero, aquello por lo que vino a la terapia, le resulta ya fantástico cuando lo resuelve, pero además logra modificar muchos otros aspectos de los cuales antes ni siquiera era consciente que los padecía y que le llevaban a vivir una vida no del todo satisfactoria como era su deseo.

Para ser más precisa en la descripción, Guillermo un señor de 49 años, empresario y dueño de una gran fortuna, vino a la consulta para modificar aquellos aspectos de su personalidad y que él tenía como conscientes que eran una gran inhibición y temor a relacionarse del modo correcto como deseaba.

Una vez iniciado el tratamiento, se puede ver claramente que además de su inhibición, había que trabajar sobre su autoestima, sobre el control de los impulsos, sobre la difícil relación con sus hijos, sobre el temor a perder esa fortuna heredada y que pesaba mucho en él como legado paternal y de la cual se sentía el único responsable, toda vez que dentro de su familia era el hermano mayor y sobre el que había caído el peso sostener y continuar con ella ; además de sostener a su madre y hermanos que eran  “muy chicos cuando murió mi padre”.

Todo esto había significado una gran peso para Guillermo, que se dedicó a mantener y continuar con la fortuna, pero en detrimento de muchos otros aspectos de su personalidad, que fueron acusando recibo con el transcurrir de los años, notado por él no siempre en forma consciente, salvo en ocasiones en que sentía ese peso, algo de tristeza y soledad, ( que le ha acompañado desde la pérdida en edad temprana de su padre, a quien recordaba con una fuerte personalidad, y carácter violento a veces).

Con la primera sesión se pudo dar cuenta que lo anterior había influido luego en su temor, en su inhibición, en su carácter débil, en su falta de autoestima, en su dificultosa relación con sus hijos, etc.  Como así también dentro de la empresa y al hacer uso de su cargo directivo debía mostrar fortaleza, determinación, claridad, dominio de grupo, si bien lo hacía, esto era vivenciado por él como un gran esfuerzo que le hacía sentir mucha ansiedad, y en los tiempos previos a hacer la psicoterapia como elementos productores de un gran estrés que le llevaban a dormir poco, mal y estar de mal humor todo el tiempo.

Ya en la primera sesión con hipnosis terapéutica, puede darse cuenta de cuántos eran además de su inhibición los aspectos de su personalidad a modificar, y  desde la segunda sesión pudo conectarse con momentos de su historia  a los que fue con  la aplicación de mi método regresando de un modo efectivo y dinámico para cerrar aquellos “espacios” de dolor y pérdida, para conectarse con todo lo significativamente positivo y de valor, como así con aspectos de la forma de ser de su padre que le permitieron fortalecerse y crecer en su personalidad.

Es decir, la hipnosis terapéutica, lo que permite es en forma rápida y efectiva, modificar aquellos aspectos de la psiquis de la persona en cuanto a un avance terapéutico(considerando lo terapéutico como cambio positivo)que le permite en primer lugar “darse cuenta” de lo que le pasa y luego modificar en aquello que es necesario, conectándose con lo que formó pero por las vicisitudes existenciales se bloqueó u obturó; o construyendo aquello que no le fue posible de crear, de armar en los años primeros de la vida, del modo saludable y sano que es menester.

La es sólo positiva en su aplicación y efectos. No tiene contraindicaciones, salvo la indicación de que sea aplicada por un profesional idóneo.

Lic. Cristina Heinzmann
Psicóloga-Terapeuta
Centro Psicológico Compartir
Psicoterapia en Línea
www.centrocompartir.org

Scroll to top
aluscreativos.com.ar