Hipnoterapia, Hipnosis Clínica o Psicoterapia de Hipnosis Reviewed by Momizat on . Qué es y qué no es la HIPNOSIS aplicada a la terapia psicológica (Hipnoterapia) Los Terapeutas, Hipnólogos Clínicos, que previamente hemos hecho nuestra experie Qué es y qué no es la HIPNOSIS aplicada a la terapia psicológica (Hipnoterapia) Los Terapeutas, Hipnólogos Clínicos, que previamente hemos hecho nuestra experie Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Hipnoterapia, Hipnosis Clínica o Psicoterapia de Hipnosis

Hipnoterapia, Hipnosis Clínica o Psicoterapia de Hipnosis

hipnoterapiaQué es y qué no es la HIPNOSIS aplicada a la terapia psicológica (Hipnoterapia)

Los Terapeutas, Hipnólogos Clínicos, que previamente hemos hecho nuestra experiencia clínica dentro de la Psicología y luego aprendimos el modo terapéutico de aplicar las técnicas de la hipnosis en nuestro trabajo con los pacientes, estamos muy acostumbrados a que quienes vienen a la consulta nos hagan un sinnúmero de comentarios respecto a qué es lo que esperan de nosotros en nuestro hacer clínico y qué es lo que esperan ellos, de éste hacer(y en éstos conceptos hay no pocas veces un sinnúmero de ideas falsas, preconceptos, temores, y desconocimientos) .

Es muy común y generalizada la creencia que desde la hipnoterapia se pueden alcanzar éxitos milagrosos e inmediatos, es decir en el momento mismo en que están quienes piensan así frente a nosotros terapeutas contándonos su problemática, creen que con nuestra mágica y poderosa mirada “curemos” su dolencia, patología, modo de existir que los hace infeliz, etc., etc.

Malestares éstos que están en su existencia, y que en muchos casos los han acompañado por muchos años en su vida, es en ese momento, en el que están frente a nosotros al exponer su problemática cuando exteriorizan, dicen y aseveran, estar en éste momento buscando nuestra ayuda, pero no del modo lógico y terapéutico, sino que esperan de nosotros un milagro, “el milagro” es decir que exponen su dolencia y nos ponen en el lugar “de ese mágico brujo” que fantásticamente pueda modificar su vida y “en un instante”.
Esto que para algunos que están leyendo éstas líneas puede parecer absurdo y producto de mi fantasía en éste momento, no es tal, y les cuento que es muy común, que ocurra en el consultorio.

Creo que en ésta equivocación han influido en un porcentaje grande quienes practicaban la llamada “hipnosis de circo” “hipnosis de escenario” y mostraban que era posible lograr que una persona perdiera la conciencia totalmente y estuviera a merced del hipnotizador, el cual podía hacer con él o ella lo que quisiera en ese momento, y muchas veces hacerlo realizar actos ridículos y hasta bochornosos.

Si bien es cierto que hay muchos elementos en los que la Hipnoterapia, Hipnosis Clínica o Terapia de Hipnosis se parece o es similar a ésta, no lo es en cuanto a lo fantasioso, extremado o extremista de la forma en que un hipnólogo de escenario muestra y manifiesta.

La Hipnoterapia, Hipnosis Terapéutica o Terapia de Hipnosis, tiene en primer lugar el requisito de que es practicada por expertos psicólogos, psiquiatras o terapeutas de la salud mental y que previo a aplicar las técnicas de la hipnosis, debieron aprender a tratar todo tipo de dolencias o enfermedades psicológicas y/o psiquiátricas, como así también emocionales, psicosomáticas, etc. Entonces antes de ser hipnólogos, debieron y deben ser avezados especialistas en tratar las enfermedades mentales, en toda su amplitud, y saber y conocer cómo se comporta la psiquis en todas sus manifestaciones, tener experiencia clínica en el tratamiento de las enfermedades o malestares psíquicos, emocionales, etc.

Entonces decimos que hoy en el mundo, está muy difundida la aplicación de la Hipnoterapia o Hipnosis Terapéutica o Terapia de Hipnosis, y eso se da en todos los continentes. Esto se debe al beneficio que aporta la aplicación de ésta metodología en todas las patologías psicógenas, con compromiso o no orgánico, tanto las patologías psicosomáticas y también en enfermedades de origen físico.

Y por qué se da éste beneficio se preguntarán uds. en éste momento. Porque el éxito que se obtiene con su aplicación trae al paciente un resultado en un tiempo mucho menor al que requiere cualquier otra metodología terapéutica, y esto aún pudiéndose llegar a los estratos profundos de la psiquis, de modo que el resultado en la modificación de patrones de conducta, patologías, síntomas es totalmente exitoso y perdurable en el tiempo. En cuanto a que se conozca y aplique en todo el mundo, en esto sin duda alguna el conocerse y la difusión que se hace a través de Internet de los éxitos logrados en el consultorio por los distintos hipnoterapeutas que la aplican.

También nos estamos acostumbrando a que distintos medios ya sea radiales o televisivos entrevisten especialistas en Salud Mental, tanto Psicólogos/as como a Psiquiatras que en su práctica clínica aplican Hipnoterapia contando qué es precisamente ésta ciencia que en los últimos tiempos está acaparando la atención y la elección de pacientes que eligen ser tratados por esta metodología. Sin duda alguna es que el “boca en boca” y así mismo la difusión tanto por los medios como por Internet, ha llevado al conocimiento de quienes sufren cuáles son las ventajas que ofrece la HipnoterapiaLa Hipnosis Terapéutica.

Entonces, el conocimiento generalizado sobre qué es precisamente la Hipnoterapia y qué no es, contribuye y contribuirá a eliminar el falso concepto de lo que es la Hipnosis Clínica y de lo que no es, de qué es lo que se debe esperar con su aplicación terapéutica y qué es lo que no se debe esperar.

Pues precisamente el que exista esa confusión, ese desconocimiento es que ha hecho posible que sean muchas personas que podrían ser ayudadas con su aplicación en el consultorio para dejar de sufrir, no lo son pues es precisamente el falso concepto de que quienes la aplicamos somos “una especie de brujos” que “sometemos su mente y voluntad” a “nuestra merced” y que como pacientes podrían por esto perder su libertad, su libre albedrío. Nada más alejado de la realidad que éste falso concepto, que ésta desinformación, que ésta falta de conocimiento.

Como decía antes en ésta nota, es común que acudan a nuestro consultorio personas pidiendo y poniéndonos en el lugar de “brujos”, pero es también cierto que nosotros como profesionales y expertos especialistas en la Salud Mental y en tratar a todo tipo de pacientes y dolencias, también debemos hacerles saber a éstas personas, que no somos quienes ellos pretenden que somos, y que por otra parte, ese lugar en el que nos ponen además de sólo existir en su fantasía, también existe porque hay en su persona la necesidad de creer que mágicamente otra persona les va a solucionar la vida de manera milagrosa, hecho sin lugar a dudas sólo producto de su fantasía, ilusión y mente personal.

De modo que ante ésta demanda, hay que mostrarle al paciente, la verdad, derribar su fantasía y mostrarle cuáles son sus propios mecanismos psíquicos que le llevan a buscar una salida mágica a su dolencia, en lugar de una cura de la cual él como paciente forma parte y es hacedor y nosotros como Hipnoterapeutas, como Hipnólogos Clínicos sólo somos un puente entre ese paciente y su enfermedad y la metodología terapéutica que aplicamos para su cura, y que si no existe el convencimiento y la real conciencia de su patología, de su sufrimiento, de su conducta y consiguientemente el deseo de cambio y cura, si eso no existe, entonces existe el mágico pensamiento, la mágica creencia que nosotros Hipnoterapeutas haremos por él todo, porque somos esa especie de pseudo Dios en que nos ha erigido sólo porque no existe en esa persona la toma de conciencia de su enfermedad, dolencia o conducta a modificar y que si realmente no existe, tampoco existe en nosotros la posibilidad de hacer de puente para su recuperación y/o cambio y/o cura.

La Hipnoterapia, cuando se difunde su real valor, concepto y efectividad contribuye positivamente a esclarecer éste tema y a mostrar la concepción real sobre lo que es la Hipnosis y sus ventajas terapéuticas, como así también desmitifica falsos conceptos adquiridos desde hace ya muchísimos años, en donde el uso que se hacía de la hipnosis estaba rodeado de ese halo de misterio y magia, que carece del real aporte científico que la Metodología Hipnótica aplicada a la salud sí tiene y en esos elementos terapéuticos metodológicos se basa.

Aplicando ésta metodología el Hipnoterapeuta Clínico ayuda a la persona que a él recurre, a resolver los conflictos que por sí solo no puede lograr.

Y no sólo de conflictos emocionales estamos hablando cuando decimos que la Hipnoterapia ayuda a las personas a una vida mejor, sino también contamos que es aplicada en la cura de las enfermedades psicosomáticas, es decir aquellas dolencias que aparecen cuando la persona le pone al cuerpo su sufrimiento psíquico.emotivo; también enfermedades psíquicas como la depresión, al igual que las adicciones(cualquiera de ellas: al tabaco, al alcohol, a las drogas, al alimento), problemas de Ansiedad, Fobias, Estrés Postraumático,Enfermedades físicas como las dermatológicas, y muchas otras enfermedades de distintas etiologías, tanto de origen psicógeno como físico.

Es con la ayuda de las técnicas adecuadas que el Hipnoterapeuta Psicólogo o el Psiquiatra que tiene conocimientos terapéuticos aplica la Hipnoterapia ayudando así al paciente a superar su dolencia, su sufrimiento, su malestar, a modificar su conducta y encontrar consecuentemente una vida plena. Decimos entonces que es en el mundo de hoy, y desde hace ya varias décadas que la Hipnoterapia Clínica es una de las principales corrientes de la psicoterapia. Y que para la aplicación de la metodología Hipnótica, el terapeuta se vale de su experiencia clínica, y de los fundamentos metodológicos de su formación académica.

En lo personal, yo para mi práctica clínica, comencé aplicando en las sesiones de Hipnoterapia, los conocimientos en primer lugar de la Psicoterapia Psicoanalítica, luego la Hipnosis Eriksoniana, y con el transcurrir de los años fui comprobando que si a mi práctica clínica de Hipnosis le incorporaba la metodología Cognitiva y Conductual, como así también muchos elementos que me brinda la Terapia GestaltTerapia Sistémica, así también elementos del EMDR logro en mis pacientes un resultado mucho más adecuado a las exigencias de las distintas dificultades, problemáticas y patologías por las cuales recurren a mi consultorio los pacientes.

Actualmente y sobre todo desde los últimos dos años, muchos de los personas que acuden a la consulta para el tratamiento con hipnosis, son enfermos de:

  • TOC.
  • Anorexia – Bulimia y Obesidad.
  • Fobias (todo tipo de ellas: Agorafobia, fobia social, etc. ).
  • Colon Irritable.
  • Adicciones (alcohol, drogas, psicofármacos, tabaco).
  • Trastorno de Stress Post Traumático TEPT.
  • Depresión.
  • Ludopatía.

Por supuesto estoy hablando de las más comunes patologías que afectan a quienes reciben el tratamiento, pero también los hay de otras como por ejemplo las que enumero a continuación:

  • Abuso sexual.
  • Agresividad.
  • Ansiedad.
  • Baja Autoestima.
  • Complejos.
  • Crisis de Angustia.
  • Dificultades en el habla como: Dislexia, Dificultades de Comunicación, Tartamudez.
  • Dificultades o problemas en la Concentración, Dificultades en el Estudio.
  • Dolor, Dolor Crónico, Dolor de Cabeza.
  • Duelo (Pérdida de un ser querido).
  • Dificultades o Disfunciones Sexuales como: Eyaculación Precoz, Anorgasmia, Falta de Erección, Vaginismo, Dispareunia, Impotencia, etc.
  • Estrés.
  • Inseguridad.
  • Insomnio.
  • Enuresis.
  • Miedos, Temores.
  • Tics.
  • Timidez.
  • Trastornos Dermatológicos, Etc.etc.etc.

Entonces y continuando con la pregunta ¿Qué ES LA HIPNOSIS? Decimos que es en primer lugar una técnica, ésta y desde el momento de su aplicación en forma terapéutica, en las enfermedades y problemáticas psíquicas y emocionales, así como para modificar conductas y modos de vida equivocados y que hacen sufrir a la persona, hace ya muchas décadas que se ha comprobado su validez científica, es decir está científicamente probado que aplicada por profesionales idóneos y formados produce cambios rápidos en las personas.

Éstos cambios son deseados por el paciente, y se producen tanto en el comportamiento, como en lo físico, psíquico, emotivo, conductual, relacional, y mental. 

Ahora hablemos de cómo se aplica la Hipnosis Clínica o Hipnosis Terapéutica: Cuando se produce el estado hipnótico en el paciente, éste en primer lugar debe haber entrado en un profundo estado de relajación, en ese estado la persona puede lograr de que su mente se concentre, en todo lo que el terapeuta le va indicando, y lo único a lo que atiende es a la voz del Terapeuta Hipnólogo.
A esto se le llama “atención Focalizada” a las sugestiones, orientación y guía que recibe del Hipnoterapeuta con su voz.

Y son precisamente estas sugestiones, orientaciones y frases, las que van a permitir que el paciente pueda en primer lugar, entrar en trance y llegar a los estratos profundos de su psiquis, de su subconsciente o inconciente como también se lo llama, y trabajar en ese momento psicoterapéuticamente, con la metodología adecuada a la información que va brindando el paciente en ese momento, y buscando la técnica mejor dentro de las metodologías terapéuticas (previamente he nombrado las técnicas que aplico cuando el paciente está en estado hipnótico). Con esto se logra ayudar al paciente a realizar los cambios positivos y modificaciones necesarios para mejorar en sí mismo y por ende en su vida.

Otra cuestión que me parece oportuno aclarar, y en donde también es común que haya confusión o mala información al respecto, es que siempre la persona tiene y mantiene el absoluto control sobre sí y su estado conciente, nunca pierde la conciencia, nunca entra en profundo sueño, y ese control que tiene de sí hace que sólo diga y mencione lo que quiera en ese momento, y no hará o dirá nada que no quiere decir o hacer. Por eso a mí me gusta hablar de Autohipnosis pues si la persona no quiere dejarse hipnotizar, el terapeuta seguro no lo logrará por sí, si no recibe la voluntad y decisión del paciente para hacerlo.

Entonces toda Hipnosis es Autohipnosis y el Hipnoterapeuta es el puente o facilitador de la experiencia hipnótica, sólo eso.

Vuelvo entonces a lo que mencionaba al comienzo de la nota, si la persona pretende que el Hipnoterapeuta haga de mago, no es posible la cura. Cuando el paciente no quiere dejarse hipnotizar, tampoco es posible para el Hipnoterapeuta hacerlo, y la sesión de Hipnoterapia fracasa.

No hace mucho tiempo vino a mi consultorio una persona, de sexo femenino, XX de 60 años con una historia de vida verdaderamente desgarradora, era tanto su sufrir que cuando vino a la consulta me dijo:”vengo aquí Licenciada porque quiero ya dejar de sufrir”…. En la medida en que avanzaba esa primera sesión yo podía darme cuenta por cada una de las frases que decía cuando se dirigía a mí, que me había puesto en ese lugar de mago en el cual toda experiencia terapéutica fracasa, en todo momento le hice notar esto, y la posibilidad de fracaso, de no modificar esto en su concepto y deseo.

Continuó asistiendo a las sesiones pautadas, y fue muy difícil todo durante las sesiones, desde la relajación y mucho más el que entrara en trance hipnótico, y las consultas por supuesto que insumían mucho más tiempo que a un paciente promedio le insume. Cada vez que XX entraba al consultorio, siempre decía la misma frase: “yo creía que UD. me dormía, y que cuando yo me despertaba estaba curada”(siempre en éste momento de la sesión yo le aclaraba su errado concepto, al igual que el primer día)…..

Y lo dijo hasta la cuarta sesión inclusive, sesión ésta en que le costó más aún entrar en trance y cuando lo hizo, no pudo seguir trabajando con los elementos que su psiquis le enviaba para ser trabajados. Ocurrido esto, una vez más le expliqué que no era posible que yo fuera un mago o ese ser superior que todo lo hace y sabe mágicamente, lugar en que se empeñaba en seguir colocándome, y que dificultaba totalmente el tratamiento.

Fue en ese momento de la terapia que le hice estas dos preguntas, y como modo de derribar su resistencia al tratamiento: ¿qué es lo que quieres seguir conservando? Y ¿qué es lo que quieres dejar ir? en éste momento trabajamos específicamente las respuestas que me dio a estas preguntas, y fueron realmente esas respuestas de un grandioso avance terapéutico, pues en las mismas pudo comprender que si bien había sufrido y sufría mucho en su vida, estaba tan enraizado éste sufrimiento en su modo de ser y de conducirse, que temía modificarlo pues le aterrorizaba la sola posibilidad de pensar que podría ser su vida diferente a lo que era en ese momento. Temía dejar lo conocido.

Se trabajó eso, y ahora es una paciente con admirables logros y avances en su Terapia de Hipnosis, hace 4 meses que está en tratamiento y creo que en el curso del año será dada de alta, según como se están produciendo los cambios en ella, producto de la hipnoterapia.

Otro falso concepto que hay que erradicar, es que muchos pacientes también creen que porque pueden recordar toda la sesión de hipnosis, no han entrado en trance, no han estado hipnotizados, pero no es así, pues cuando se produce la hipnosis, en la sesión de terapia, el paciente entra en un estado de trance hipnótico, pero no pierde la conciencia, sino todo lo contrario, es un estado aumentado de conciencia, y su atención conciente sólo está concentrada en la vos del Hipnólogo, del Hipnoterapeuta. Es en éste estado en que la “mente conciente” esa mente que está con nosotros en el diario vivir, en la cotidianeidad, cuando estamos atentos a las distintas tareas y rutinas diarias queda suprimida, y es la “mente subconsciente” la que está presente en ese momento durante la sesión hipnótica. Para que se entienda el ejemplo, sucede muchas veces cuando estamos leyendo un libro, o un artículo o viendo una película que nos interesa mucho, y estamos totalmente absortos, es cuando algo atrae nuestra atención y nos saca de nuestra abstracción que nos damos cuenta que no existía en el mundo nuestro de ese momento más que el mundo de la historia que estaba acaparándonos por completo.

Durante la sesión de Hipnoterapia, el paciente siente eso precisamente, que su atención estuvo realmente absorta y ocupada en todo lo relacionado con la sesión, y no existió un mundo externo a su mente y superconciencia en ese momento, de tal modo que cuando ha terminado la sesión le llama la atención el tiempo transcurrido, ya que una de las características que tiene la sesión de hipnoterapia es que el tiempo parece no transcurrir, de modo que es común que pase la hora y el paciente piense que sólo han transcurrido 5 minutos.

Durante el tratamiento con la Hipnoterapia Clínica, se logra la recuperación de la salud y también el cambio de pautas de conducta, de desarrollo de modos de vida, de estilo de vida positivos, se logran enfrentar y vencer los miedos y las fobias, cambiar los modos de pensamientos cuando éstos son negativos y destructivos de la calidad de vida en la persona, aprender a expresar los sentimientos y emociones, a conectarse con la afectividad, a desenvolverse en la vida, a dejar las adicciones, a vencer la timidez, a adquirir una mejor salud física y psíquica, superar el estrés, adquirir autoestima, autovalor, dominio del carácter, a superar el insomnio, el dolor, superar malos hábitos y/o conductas, etc., etc., etc. Pero nunca el paciente hace cosas que están en contra de su voluntad, de su moral o de su ética.

Cuando la persona ha asistido a varias sesiones de hipnoterapia, y ha aprendido el modo de relajarse en una sesión, esto lo puede repetir en su casa, solo, y también hacer lo que se llama “autohipnosis” siempre siguiendo las formas y modos que aprendió en el consultorio, y en éstas prácticas de autohipnosis, lo que logra es reafirmar y consolidar más aún lo logrado en la sesión de Hipnoterapia, ésta práctica además lo que le brinda es que aprende también a modificar sus estados de ansiedad y angustia, esto si lo lleva a la práctica diariamente y como forma de vida, no sólo paralelamente al tratamiento hipnótico, sino diariamente, influirá para mejor en su vida, tanto en su salud psíquica, física, emocional y relacional.

Otra de las aplicaciones que tiene la Terapia de Hipnosis es para superar el miedo o estrés al examen, también la falta de concentración, la falta de memoria y el común bloqueo (mente en blanco) que produce el temor a rendir. El modo en que la Hipnoterapia ayuda en esto es haciendo que el estudiante aprenda a relajarse, para que en el momento del examen le resulte fácil hacerlo y por ende pueda rendir sin impedimento o dificultad, concentrándose sólo en su conocimiento y pueda poner en el examen el conocimiento adquirido previamente. Así también al aprender a concentrarse en forma óptima y hacer uso de su memoria con técnicas correctas, logra que el tiempo de estudio y aprendizaje sea mucho menor que el que estaba acostumbrado a utilizar previo a las sesiones de hipnoterapia.

Es así también que en la actualidad son muchos los deportistas que acuden a nuestra asistencia como Hipnoterapeutas, pues aprenden con nosotros a relajarse, manejar su ansiedad, y entonces a utilizar tanto sus conocimientos, como que su capacidad, mente y cuerpo rindan el máximo del potencial que tienen y que por distintas causas no están utilizando en forma correcta, afectando de ese modo en el resultado de su accionar en las distintos momentos en que deben participar en las competencias deportivas.

La ayuda que como hipnoterapeutas les brindamos a deportistas de todas las disciplinas es a aprender a manejar la ansiedad, a darse cuenta de la dificultad que les provoca como consecuencia esa ansiedad y toda la energía que pierden por esto, como así también a utilizar de todos sus recursos disponibles para lograr el máximo rendimiento, porque el deportista durante las sesiones de hipnosis, puede lograr ver y darse cuenta de cuáles son las fallas por las que no tiene el rendimiento deseado, a pesar de que siente que podría rendir mucho más en su disciplina. Al conocer esto, además aprende a encontrar el modo de sacar ese potencial y aplicarlo en las distintas competencias. Como así también es durante las sesiones de hipnosis que encuentran un recurso óptimo para aprender a anticipar cada uno de sus encuentros, y tener en su mente anticipatoriamente un adecuado desarrollo de esa competencia.

Es común que quienes practiquen disciplinas como básquet, golf, fútbol, ciclismo, natación, etc., etc., etc., acudan a los consultorios de hipnoterapeutas periódicamente, de modo tal que se ha transformado la hipnosis en una alidada de los deportistas y es cada vez más la difusión que tiene el éxito logrado en muchos de los deportistas conocidos en el mundo, que en algún momento de su carrera han concurrido a sesiones de hipnosis.

Lic. CRISTINA HEINZMANN
Psicóloga Clínica – Hipnólogo Clínico
Centro Psicológico Compartir
Terapia Psicológica en Línea
T.Gestalt-T.Cognitivo.Conductual-T. Hipnosis

Scroll to top
aluscreativos.com.ar