Hoy Hablaremos de Anorexia Reviewed by Momizat on . Siempre se debe considerar, que quien sufre de anorexia nerviosa, anorexia, siente una alteración en sus sentidos respecto al volumen real de su cuerpo, así com Siempre se debe considerar, que quien sufre de anorexia nerviosa, anorexia, siente una alteración en sus sentidos respecto al volumen real de su cuerpo, así com Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Hoy Hablaremos de Anorexia

Hoy Hablaremos de Anorexia

anorexiahombreSiempre se debe considerar, que quien sufre de anorexia nerviosa, anorexia, siente una alteración en sus sentidos respecto al volumen real de su cuerpo, así como también rechaza la gravedad de la consecuencia de no respetar el peso mínimo que debe tener su cuerpo en cuanto a conservar su salud, es decir hay un total desprecio por lo significativo y absolutamente necesario valor que su peso y volumen tienen en relación a la masa corporal, alimentación ingerida, etc.

todos estos elementos considerados como una variable imprescindible para tener la necesaria salud, y salud también es vida.

Como ya hemos dicho en otro artículo sobre la anorexia, quien sufre de ésta enfermedad puede solamente restringir su alimentación o tener períodos de atracón seguidos con vómitos autoinducidos, y también pueden hacer uso de laxantes, diuréticos, enemas y por supuesto que siempre éstos acompañados de una excesiva practica de ejercicios físicos. Pues el/la anoréxico siempre tiene en cuenta el nivel de calorías consumidas, y además es importante para él el eliminar aquellas que considera excesivas.

También además de las características previamente mencionadas está en las mujeres la ausencia del período menstrual. Y es importante como dije anteriormente que si bien y según estadísticas habría más del 90 por ciento de quienes sufren de anorexia que pertenecen al género femenino, en los últimos tiempos también los hay varones, y no son pocos los casos que periódicamente se dan a conocer de hombres gay que también la sufren.

En los últimos tiempos, en todo occidente ha habido un aumento muy significativo de casos, y lamentablemente, si bien en aquellas actividades que exigen una figura delgada como la moda, el baile, etc. se está tomando conciencia de la gravedad, luego de varias muertes producidas en éstos últimos dos años, y hay no sólo la toma de conciencia, sino también el control del peso tanto de modelos, como de bailarinas de ballet, por ejemplo, también hay como un doble discurso y un culto de la mujer flaca, del/la modelo flaca, que si bien éstas grandes empresas parecen querer revertir esto desde los controles, también hay un rechazo significativo a quienes tienen un cierto número de kilos que consideran mayor al aceptado en el mundo de la moda por ejemplo.

En cuanto al temperamento o modo de ser de quienes padecen de anorexia, es muy común encontrar en éstas características más bien obsesivas de la personalidad, tienen un gran aprecio por la exactitud de los logros o metas o proyectos que se proponen y hay una cierta compulsión en el desarrollo y consecución de esa meta que generalmente es alta y a veces particularmente dificultosa.

Hay que tener en cuenta que toda persona tiene hambre, quien sufre de anorexia también, pero éstas características psicológicas descriptas previamente hacen posible a quien luego padece de la enfermedad ya instalada, que pueda sostener la meta de no comer a pesar de tener apetito, pues al sentirse siempre gorda, excedida de peso, aunque objetivamente no sea así, esa persona siente que sí, entonces se ha puesto la meta de ser delgada, mientras más se acerca a esa meta, más pone energía en lograrlo, y toda esa energía, ansiedad y preocupación son puestos a lograrlo, y es como un círculo vicioso, más lo logran, más delgados quieren parecer y ser hasta llegar a límites extremos de inanición, pérdida de masa corporal, pérdida de peso absolutos que pueden y por cierto llevan en casos cada vez más frecuentes a la muerte.

Por eso es que es tan difícil el tratamiento psicológico del anoréxico/a. Sólo en los comienzos de la enfermedad es posible y aconsejable una psicoterapia, con o sin hipnosis, solamente. Pero cuando ya está instalada la enfermedad, con la gravedad ya notable, es necesaria la asistencia de un equipo interdisciplinario en donde además de la terapia psicológica con o sin hipnosis, esté el tratamiento psiquiátrico, nutricional, del médico generalista, cardiólogo, y también la visión psicosocial desde el trabajador social.

Entonces así asistido en completud, se puede recuperar a éste/a enfermo para que vuelva a sentir un apego a la vida, pues es precisamente que eso le ocurre a quien padece de ésta terrible enfermedad, de tanto desear dejar de ser aquello que es, negándolo; consecuentemente luego desea ser aquello que nunca será, por lo que termina apegándose a la muerte, pues quien niega la necesariedad del alimento para la vida, termina deseando y aspirando a la muerte, por lo cual no se alimenta.

De ahí la dificultad de tratamiento psicoterapéutico de éstos pacientes, primero es necesario hacerles recorrer el camino que les lleve a amar la vida, a amar su vida, y por ende a desear la vida.

Es una psicoterapia larga, yo en mi experiencia clínica y trabajando con terapias breves, pero no por eso menos profundas, con aplicación de las metodologías terapéuticas de las Terapias Cognitivo.Conductual, Gestalt, EMDR, Sistémica, he tratado a personas que tenían ésta enfermedad, siempre aplicando para ello la técnica de la Hipnoterapia o Hipnosis Clínica y siempre me he topado con lo difícil que es hacerles recorrer el camino hacia la cura, pero primeramente el terapeuta debe comprender que quien padece de anorexia fundamentalmente cuando ya ha tomado ésta enfermedad a la persona, es menester que se trabaje en que la persona vuelva a tomar el mando de su vida, y para ello primero debe volver a sentir ese llamado hacia la vida, recuperar lo instintivo hacia la misma, y luego poner todo el caudal de herramientas terapéuticas para ir armando al igual que un rompecabezas, nuevamente a esa persona tan vulnerable, tan vulnerada, y que producto de ésta terrible enfermedad ha quedado no sólo física, sino psíquica, social, y también en cuanto a su entorno familiar totalmente aislada, pues no es fácil ser entendida cuando sólo existe para sí como único interés el no comer, el sentirse totalmente gorda y fea tornándose ésta visión lo primero, primordial y absoluto, sumándose a ello toda las dificultades de interrelación que se van produciendo en el seno de su familia, pues es ésta una de las enfermedades que hacen sentir totalmente impotente fundamentalmente a los padres, quienes si no tienen un suficiente apoyo psicológico, y así mismo no reciben la suficiente información, la misma enfermedad va minando los lazos de unión en la familia.

Y no sólo en cuanto a lo familiar y vincular afecta, pues en la anorexia como la ingesta de alimento es menor a la necesaria, el/la anoréxica en cuanto al sistema cardíaco su corazón tiene una frecuencia lenta, y a pesar de eso no deja de hacer ejercicios, no son pocos los casos en que éstos enfermos mueren de un ataque cardíaco, y es producto precisamente de esto, a pesar de casi no tener fuerzas así mismo se exigen a seguir con su actividad.

Cuando se llega a un nivel de desnutrición elevado, aquí es posible que todos sus órganos se hallan afectados, por eso lo que decía al comienzo del artículo, siempre cuando la enfermedad ha avanzado, el único modo de sacar a la persona, de recuperarla es que sea tratada por un equipo interdisciplinario.

Generalmente cuando se hace el diagnóstico es porque es evidente la pérdida de peso, ha aparecido la amenorrea(en las mujeres), tiene un peso menor al 15 por ciento mínimo que debe tener, niega estar enferma, pero los síntomas psicológicos son muy evidentes (hay agresividad, depresión, llanto, negación de la enfermedad) aunque no la acepta y son generalmente los padres quienes la obligan al tratamiento, por eso lo grave cuando la enfermedad se da en personas mayores de edad, en que generalmente tienen tiempo para estar solas, ocupadas en sus tareas, hijos, trabajo, etc., no es fácil darse cuenta de su adelgazamiento hasta que éste es extremo.

En ésta etapa lo importante es recuperar el peso corporal, la asistencia psicológica es más bien de apoyo, luego comienza el psicotratamiento propiamente dicho, cuando ya están los valores físicos más acordes a la salud y a la vida.

Lic.CRISTINA HEINZMANN
Psicóloga-Terapeuta
Centro Psicológico Compartir
Psicoterapia en Línea

Scroll to top
aluscreativos.com.ar