La Demencia Reviewed by Momizat on . ¿Cuántos de nosotros tenemos algún conocido, amigo, vecino o familiar, al que le han diagnosticado “DEMENCIA”? Seguro que la mayoría responderíamos inmediatamen ¿Cuántos de nosotros tenemos algún conocido, amigo, vecino o familiar, al que le han diagnosticado “DEMENCIA”? Seguro que la mayoría responderíamos inmediatamen Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » La Demencia

La Demencia

demencia5¿Cuántos de nosotros tenemos algún conocido, amigo, vecino o familiar, al que le han diagnosticado “DEMENCIA”? Seguro que la mayoría responderíamos inmediatamente con casos cercanos, si bien este concepto a veces queda un poco indefinido. Sabemos que al abuelo le falla mucho la memoria últimamente, sabemos que la vecina padece Alzheimer y que nuestro padre a pesar de tener el mismo diagnóstico manifiesta unos síntomas totalmente diferentes.

¿Y todo ello por qué? ¿Cuál es la diferencia o la similitud entre todos estos conceptos? Empecemos poniendo un nombre general a un concepto tan amplio como el de DEMENCIA y vayamos viendo a continuación cuáles son los diferentes apellidos que le podemos añadir a este nombre. ¿QUÉ ES LA DEMENCIA? A grandes rasgos diríamos que es una disminución de la capacidad intelectual en comparación al nivel previo de funcionamiento.

Esta disminución puede ir acompañada de cambios psicológicos y de comportamiento y obviamente provoca una alteración de las capacidades sociales y laborales. Por lo tanto el concepto de demencia no se refiere a ninguna enfermedad en concreto; únicamente nos indica que el paciente está experimentando una serie de pérdidas en unas capacidades que previamente tenía.

Para poder poner este “nombre” (sin averiguar aun cual va a ser el apellido) hace falta que se produzca una alteración en al menos dos de las siguientes esferas:

  • memoria
  • lenguaje
  • función visuoespacial
  • habilidad motora
  • función ejecutiva
  • conducta

Todo ello con una intensidad suficiente como para interferir con las actividades habituales de la persona. Ahora bien, ¿cuáles son las causas de que se produzcan estas pérdidas y/o alteraciones? Ahora es cuando le tenemos que poner apellidos al nombre de DEMENCIA. Las posibles causas de este deterioro progresivo pueden ser enfermedades de muchas clases, aunque la más frecuente sea la Enfermedad de Alzheimer, de la cual oímos hablar a menudo. Otras enfermedades frecuentes que son causa de demencia son la llamada Demencia Vascular y la  Demencia por cuerpos de Lewy. La importancia de conocer la causa de la demencia reside en que sólo así podremos establecer una terapia y un pronóstico específicos para cada caso.

¿En Qué Consiste la Enfermedad de Alzheimer?
Es una enfermedad degenerativa y por tanto se caracteriza por un deterioro progresivo e irreversible de las funciones cerebrales superiores, con pérdida de memoria, juicio, lenguaje, etc. Por tanto clínicamente se manifiesta como una demencia, la cual puede durar entre 3 y 15 años pasando por varios estadios con alteraciones cognitivasconductuales y funcionales diferentes. Se estima que una de cada 10 personas de más de 65 años de edad y casi la mitad de las mayores de 85, padecen Alzheimer, y un pequeño porcentaje de adultos entre 30 años y 40 años también la desarrolla; a mayor edad, mayor es el riesgo de padecerAlzheimer. Los síntomas iniciales suelen ser pérdida de la memoria reciente y falta de concentración.

Progresivamente aparecen dificultades para la expresión y la comprensión del lenguaje. La persona afectada tiene repentinos cambios de humor y tendencia a aislarse en su entorno familiar. Cada vez le es más difícil afrontar el día a día. Progresa el deterioro de la memoria reciente, le cuesta más comunicarse y empeora la coordinación de movimientos. Se incrementa la confusión mental y, al final, el paciente pierde la capacidad de percepción, de hablar y de moverse.

En próximos artículos hablaremos de otros conocimientos importantes para familiares y cuidadores como los primeros signos de alarma, factores de riesgo de padecer demencia, diagnóstico, progresión clínica de la enfermedad, tratamientos, etc.

Además, nos centraremos en la experiencia del cuidador y la importancia de su AUTOCUIDADO como clave fundamental para sacar adelante el día a día con energía.

Amanda López Soler
Lic. Psicología
Actualmente psicóloga de la Asociación AVAN

Scroll to top
aluscreativos.com.ar