La Infidelidad: ¿Fin del Paraíso? Reviewed by Momizat on . Agradeciendo la confianza de nuestras lectoras y lectores, quienes han enviado correos, sugerencias y solicitudes de consejería, así como de tópicos puntuales a Agradeciendo la confianza de nuestras lectoras y lectores, quienes han enviado correos, sugerencias y solicitudes de consejería, así como de tópicos puntuales a Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » La Infidelidad: ¿Fin del Paraíso?

La Infidelidad: ¿Fin del Paraíso?

infidelidadAgradeciendo la confianza de nuestras lectoras y lectores, quienes han enviado correos, sugerencias y solicitudes de consejería, así como de tópicos puntuales a tratar. En esta ocasión, abordo este tema, ya que dentro de lo expuesto, es éste un punto central en varios correos. En éste nuestro espacio, iré brindando profesionalmente el comentario que demandan. Esto en un intento de acercar aún más ésta sección a sus necesidades, sean bienvenidos todos sus correos y comentarios.

El Instinto y la emoción.
El abordaje de la infidelidad, tiene diversas aristas es multifactorial y merece ser tratado con detenimiento.

Recordemos que cada pareja tiene una historia única y especial. En las relaciones extra matrimoniales de “solo sexo”, sin compromiso afectivo, la pauta se modifica al darse el flirteo emocional, aquí la pareja engañada, corre peligro real.

La falta de comunicación efectiva, renovación sensual y espiritual, ocasiona serias carencias en el matrimonio, el no darse cuenta y buscar una aventura, complica todo y causa sufrimiento, sin embargo, hay más, en el deterioro de una relación, nunca existe un solo culpable, ambos lo son. Por acción o por omisión. Nadie puede dar lo que ignora que posee. En temas humanos, no hay nada escrito que no pueda renovarse, crecer o decrecer.

Ante la infidelidad, se pierde la confianza (autoestima, abandono), un agudo dolor ante la “traición”, resentimiento, desesperanza. El real inicio de un deslave emocional. Acudir a Psicoterapia, para ejercer el “Darse cuenta”, en los puntos de error en la relación.

El dejar ir o perdonar, con atención conciente. Antes de precipitar un fin sin empatía y lleno de angustia. Y para no continuar una relación tóxica y dañada. Siempre buscando sanar.

Hasta la próxima.

Dyana Meyer-Psicoterapeuta Gestalt
Colaboradora de Centro psicológico Compartir.
dyannameyers77@yahoo.com
Cancún (Mexico).

Scroll to top
aluscreativos.com.ar