La Madre y las Bases de la Salud Mental Reviewed by Momizat on . Winnicott, quien fue un gran observador del vínculo del niño con su madre, argumentaba que el bebé traía consigo un potencial que se podía desarrollar si el amb Winnicott, quien fue un gran observador del vínculo del niño con su madre, argumentaba que el bebé traía consigo un potencial que se podía desarrollar si el amb Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » La Madre y las Bases de la Salud Mental

La Madre y las Bases de la Salud Mental

madreWinnicott, quien fue un gran observador del vínculo del niño con su madre, argumentaba que el bebé traía consigo un potencial que se podía desarrollar si el ambiente se lo facilitaba. Para que se desarrollara dicho potencial se debían cumplir tres etapas: Una primera etapa de “dependencia absoluta”, una segunda etapa de “dependencia relativa” y una tercera etapa “hacia la independencia”. No es el objeto de este escrito profundizar en la teoría winnicottiana, por lo que no habremos de explayarnos en demasía sobre el tema, pero sí resulta imprescindible al menos hacer unos breves comentarios sobre las dos primeras etapas.

Diremos entonces que la Etapa de dependencia absoluta es la que va desde el nacimiento hasta los seis meses aproximadamente, y que coincide con la identificación primaria y la actividad autoerótica (conceptos freudianos). En esta primera etapa el niño depende absolutamente de la madre, pero sin saber que depende de ella. Es un período de fusión con la madre y de indiferenciación. Ya en la etapa siguiente, que es la Etapa de dependencia relativa, que va generalmente desde los seis meses hasta los dos años, el bebé sigue dependiendo de la madre pero empieza a haber reconocimiento de que depende de ella. Esta etapa coincide con el período de identificación narcisista (concepto freudiano), con el período de la constitución del yo. Será en esta etapa que se va constituyendo el objeto transicional, objeto que sirve al niño para simbolizar los cuidados maternos en ausencia de la madre y que suele ser un juguete, un peluche, una mantita, etc.

Habiendo realizado esta pequeña introducción ahora podemos decir que, para Winnicott, cuando el niño intenta salir de la identificación primaria (Etapa de dependencia absoluta), pueden ocurrir dos cosas:

1)Que haya una adaptación ambiental adecuada a las necesidades del niño, lo que significa que se pudo contar con una madre suficientemente buena que supo brindar el sostén físico y emocional que hacía falta (handling y holding), y que lo supo resguardar de las intrusiones del medio ambiente.

2)Que la adaptación ambiental no sea suficiente, lo que implica que no se contó con esa madre suficientemente buena.

Si ocurre lo primero, es decir que la presencia de una madre suficientemente buena permitió que hubiera una adaptación ambiental adecuada, entonces puede empezar a existir un yo que con el tiempo podrá experimentar los impulsos del ello. Esto implicará también que, en un futuro tratamiento psicoterapéutico, esta persona podría manifestar transferencias neuróticas. Pero si ocurre lo segundo, es decir que no se contó con esa madre suficientemente buena, no habrá una verdadera instauración del yo y en su lugar se desarrollará un falso self. Además esto implicará que, en el futuro, esta persona podrá en una psicoterapia manifestar transferencias psicóticas.

De lo anterior se desprende que cuando se producen fallos ambientales en las primeras etapas que Winnicott describe, el falso self que se instaura es un acorazado que defiende al verdadero self pero que no lo deja emerger. El verdadero self fue traumatizado y no debe volver a ser hallado nuevamente. Fue traumatizado, justamente, porque la ausencia de una madre suficientemente buena permitió que el medio ambiente intrusionara en la vida del niño, perturbando la continuidad de su existencia. Para el autor mencionado, en las patologías graves (patologías de falso self, los antisociales, patologías esquizoides) observamos que en la Etapa de dependencia absoluta hubo una madre imprevisible. Por ésto es que él consideraba que los pacientes psicóticos, ya en tratamiento, necesitaban que el espacio analítico y el analista sean previsibles y confiables, tanto como debería haberlo sido la madre en aquella primera etapa.

Para Winnicott, las bases de la salud mental del individuo se establecen siempre desde el principio, cuando la madre está simplemente dedicada a su bebé y éste depende doblemente de ella, precisamente, porque no tiene la menor conciencia de esa dependencia.

Lic. Daniel Alejandro Fernandez
Licenciado en Psicología
Colaborador de Centro Psicológico Compartir
Email:danielfernandez@flashmail.com
Tel.: (+54) (15) 6726-4676

Scroll to top
aluscreativos.com.ar