La Navidad se Acerca… Reviewed by Momizat on . También las emociones que ésta dispara que no son siempre positivas o agradables Faltan pocos días para que llegue la navidad y mientras menos días nos separan También las emociones que ésta dispara que no son siempre positivas o agradables Faltan pocos días para que llegue la navidad y mientras menos días nos separan Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » La Navidad se Acerca…

La Navidad se Acerca…

navidad-familiarTambién las emociones que ésta dispara que no son siempre positivas o agradables

Faltan pocos días para que llegue la navidad y mientras menos días nos separan de ella, son también más agudos los sentimientos encontrados o definitivamente negativos acerca de ésta fiesta y de la emoción que en muchas personas dispara su proximidad. Ya sea porque el febril consumismo que trae aparejada pone en evidencia las diferencias y las carencias, la imposibilidad o dificultad de estar a la altura de otros con quienes nos comparamos, las exigencias que hacen los hijos de recibir tal o cual presente y la dificultad de proveérselos a veces, etc. etc. 

Es decir son distintas y diversas las situaciones que se presentan al aproximarse la navidad y con éstas también nuestra especial sensibilidad que vamos vivenciando en la medida en que los días nos acercan a la fecha.

Pero es en cada uno de nosotros la vivencia particular que nos posiciona ante la fecha navideña lo que hace que estemos con una real e intensa alegría o lo contrario, sea la navidad una fecha que nos aproxima con la circunstancia de saber que es en ese preciso momento en que queremos estar con nuestros seres amados, y tal vez la partida de alguno de ellos, y la tristeza de no poder compartir la mesa del festejo, hace que sea en ese preciso momento su partida más agudamente sufrida y nos sintamos con nostalgia, pena, malestar, tristeza.

Pero hay personas a las cuales éstas festividades les han marcado de un modo especialmente negativo, de manera que cuando se acercan las fiestas de fin de año y especialmente la navidad comienzan a sentir particularmente intensos síntomas que ya no son sólo de pena o tristeza, sino depresivos, y en la medida que se acerca la fecha éstos se hacen más agudos. Siendo necesaria la asistencia psicoterapéutica y en casos más graves la psiquiátrica.

En otras personas es posible que el significado aprendido desde la historia personal y transmitido desde la familia y la sociedad es en éste momento de su vida y al no poder cumplir con esos patrones incorporados, tal vez porque no pudo lograr la familia deseada, o la pérdida de seres queridos hace imposible lograr ese mandato, o porque ha habido disgustos o alejamientos entre los familiares que les inhiben de acercarse, etc. , no pudiendo vivenciar entonces la festividad religiosa del modo que desea y como sus valores le indican, apareciendo aquí éstos sentimientos de tristeza, disgusto, pena, etc.

A veces los sentimientos que producen las  proximidades de las fiestas de fin de año son el “tener que” asistir a tal o cual lugar a pasarlas, tal vez en presencia de determinadas personas con las cuales por diversos motivos no se quiere estar, pero ante la exigencia que sienten deben cumplir, no se sienten bien con ello, la emoción negativa se traslada al significado de la festividad en sí, porque no puede o no quiere manifestar su real sensación, sin tomar en cuenta que si dijera lo que siente o cómo se siente al menos cambiaría en su percepción esa emoción porque de esa manera podría disminuir la tensión y vivir ésta ocasión de un modo diferente y con bienestar, porque se podría predisponer a ello.

Es decir que cuando se presentan éstas emociones y la persona siente sentimientos encontrados de disgusto, pena, dolor, angustia, tristeza, frustración, enojo, fobia(deseos de no participar o de juntarse con otros o de alejarse en lugar de reunirse)está siempre relacionado con la persona, su particular vivencia afectiva e histórica, y si esto no está relacionado con un reciente duelo o pérdida de un ser querido, divorcio o algún cambio reciente y doloroso, sería recomendable si éstas sensaciones se presentan cada año y provocan malestares que la persona vivencia no queriendo/deseando que se acerquen las fiestas, o sintiendo la necesidad interior de que éstas pasen lo más rápidamente posible; para vivenciarlas de un modo positivo y disfrutarlas lo mejor posible junto a sus seres queridos, junto a sus afectos, es tomar conciencia que si no puede modificar por sí éstas emociones condicionantes y predisponentes a sentirse mal, a pasarla mal, debiera recurrir a un profesional psicoterapeuta para que éste le brinde la asistencia que le permita atravesar su duelo, sentirse mejor y vivenciarse en el presente en ésta festividad para poder así vivirla con otro sentimiento, de forma positiva y en buena predisposición experimentar de un modo significativamente bello una festividad que es tradición en la cultura cristiana y que de otro modo le hará sentir insatisfacción y sinsabores que una buena predisposición le llevará a disfrutar, ser feliz haciendo también feliz a quienes ama, compartiendo un momento alegre y emotivo junto a sus seres queridos.

Porque y como veremos más adelante es sentirse bien, el ser feliz también tiene que ver con que nos predispongamos a ello, con una manera saludable de vivir que se puede lograr si se lo propone.

Lic.Cristina Heinzmann
Psicóloga-Terapeuta
Centro Psicológico Compartir
Psicoterapia en Línea
www.centrocompartir.org

Scroll to top
aluscreativos.com.ar