Sexualidad – Etapas, Disfunciones y Parafilias Reviewed by Momizat on . La sexualidad en la especie humana tiene la característica particular que la define y diferencia absolutamente de las otras especies y es que ésta es vivida ind La sexualidad en la especie humana tiene la característica particular que la define y diferencia absolutamente de las otras especies y es que ésta es vivida ind Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Sexualidad – Etapas, Disfunciones y Parafilias

Sexualidad – Etapas, Disfunciones y Parafilias

sexualidad-articuloLa sexualidad en la especie humana tiene la característica particular que la define y diferencia absolutamente de las otras especies y es que ésta es vivida independientemente de lo que determine la procreación, como así tampoco tiene un momento de apareamiento con éste fin, ni lo hay de celo, sino que la condición sexual humana le hace posible tanto al hombre como a la mujer de vivir y gozar del sexo sin limitación ni determinación externa, pudiéndola vivir en cualquier momento.

El sujeto humano, tanto el hombre como la mujer puede vivir y disfrutar de su sexualidad sin estar ésta limitada al momento ovulatorio, o limitado por el embarazo, ni otra dificultad, como dijimos previamente no está determinado y circunscrito a la procreación, pues la sexualidad puede ser vivida desde mucho antes del nacimiento de los hijos, extendiéndose hasta la finalización de la vida.

Esto que pudiere verse como una natural libertad para practicar, disfrutar, gozar del sexo y vivenciarlo sin ningún inconveniente, traba, dificultad, y que pudiera entenderse como una acción que lleva al placer y al disfrute de la sexualidad humana sin obstáculos no es tan sencillo, ni tan simple pues esta libertad en lo sexual que se da la misma especie humana tiene sus obstáculos precisamente originados en ésta.

Cada individuo humano tiene desde su cuerpo sexuado, desde su posibilidad emocional, desde su psiquis un modo, una manera de entender y vivir el sexo. Tanto es así que en muchos casos personas que sienten, vivencian o desean vivenciar el sexo de tal o cual manera, reciben en primer lugar desde su psiquis el impedimento a hacerlo así, ya sea porque sienten la presión de las costumbre, los preceptos familiares, la cultura, sus propias limitaciones psíquicas; o porque éste es entendido y percibido por sí como algo estructurado y limitado en cuanto a su vivencia concreta, o porque hay en su psiquis demasiadas imposibilidades que le dificultan dejarse llevar por su natural deseo hacia el sexo y su vivencia.

Es esa particular vivencia psicológica de la persona, que en no pocas ocasiones está orientada o manipulada por los preceptos familiares y/o sociales y culturales lo que lleva a que sean muchas las personas que a la hora de vivenciar su sexualidad y de gozarla tengan realmente dificultades que le impidan vivir aquello que es tan natural en nosotros los humanos, tan natural como es el alimentarse, el vestirse etc. El sexo debiera ser vivido sin dificultad, ni impedimento, naturalmente.

Ha ocurrido que en la medida en que el hombre con el transcurrir de su evolución y desarrollo ya sea por mandatos culturales, sociales ha ido alejándose de vivir su sexualidad de modo natural, y es por eso que son cada vez mayores las dificultades que hay para vivenciar el sexo, y son muchos quienes tras tomar conciencia que están teniendo una dificultad, una inhibición, una disfunción llegan a la consulta para recibir la ayuda que les permita vivir una vida plena, pues la sexualidad no disfrutada, no vivida como lo que es, una faceta más en esa completud que es la persona humana, si ésta es una dificultad, entonces la persona no se desarrolla plenamente, en detrimento de su armonía, y plenitud.

Los psicólogos clínicos recibimos en nuestra consulta un número bastante elevado de pacientes cuya principal o única problemática que manifiestan es la sexual.

Ya sea porque no hay un “entendimiento” bueno o satisfactorio para una o las dos partes de la pareja, o porque la disfunción de una de ellas afecta a la otra, o por la falta de deseo, o porque manifiestan haber caído en la cotidianeidad y la rutina sexual; es decir las posibilidades son infinitas, pero el factor común es el no poder disfrutar de su sexualidad del modo que debiera ser posible, como lo que es, uno más de los aspectos que en forma natural están en el sujeto humano, pero sobre el cual hay tantos determinantes, influencias y apreciaciones que terminan afectando a quien luego padece de algún modo la dificultad en su disfrute.

Nuestra sexualidad, no comienza como muchos suponen en la pubertad o adolescencia, sino que comienza con la vida misma y se puede vivenciar mientras la persona tenga deseos, es decir que siempre el hombre y la mujer están produciendo hormonas relacionadas con su deseo sexual, y es por ello que mientras tenga vida y la salud lo acompañe en el sentido de que el sufrimiento tanto físico como psíquico no se hayan instalado en su vida de modo de eliminar u obturar el deseo, éste siempre está y siempre lo acompaña, por ello es que inclusive los gerontes pueden vivir una sexualidad plena, aunque no pocas veces se crea lo contrario, ya que como dijimos previamente la sexualidad acompaña al individuo humano toda su vida.

El que se tenga el concepto de que la sexualidad comienza en momentos del desarrollo sexual de ambos sexos el femenino y el masculino, no es acertado, salvo que se lo remita al concepto sexual al “acto sexual”, pues la sexualidad es un concepto global y no empieza y termina con el acto sexual o con la posibilidad de ello, sino que la sexualidad se extiende yo diría a todas las vivencias e interacciones que tenemos como humanos, no está limitada sólo a los órganos sexuales, sólo a la vivencia o acto sexual, sino que la sexualidad forma parte de la identidad de cada individuo, y está influida y regida por las normas de la moral, de la ética, por las conductas y contemplada también por las leyes.

Durante la adolescencia tanto el varón como la niña vivencia los cambios hormonales, éstos son los que luego van a permitir con el desarrollo sexual la maduración de los órganos sexuales, los que permitirán en el hombre la producción de esperma y en la mujer la ovulación, que preparan a ambos luego para la posibilidad de fecundar y por ende la continuidad de la especie.

Es que el sujeto humano, tan exquisitamente complejo y completo por cierto, en cuanto a su sexualidad no podemos decir que ésta comienza en la pubertad o adolescencia y termine con la tercera edad, porque la sexualidad humana no está sólo referida a los órganos genitales. La sexualidad humana ya desde el instante mismo en que se gesta el individuo, comienza, pero vayamos más adelante y digamos que es en el instante mismo del nacimiento en que empieza y que finaliza no al llegar a la vejez, como hasta no hace mucho se creía, sino que el hombre y la mujer mayores, en la medida en que las hormonas del deseo, y sus sensaciones lo dispongan puede vivir su sexualidad en respuesta a ello.

Del modo en que lo escribo puede parecer que la sexualidad, es lo “sexual” “el acto sexual” pero no es así, las Sexualidad se extiende mucho más allá del mero intercambio del acto sexual y del placer que éste otorga a quienes lo vivencian, la sexualidad humana yo diría que acompaña al hombre y a la mujer en toda interacción, pues está intrínsecamente dentro de la propia identidad de la persona, y es por ello que en la misma afecta todo lo social, lo cultural, lo moral, lo religioso, y así va a ser que para vivenciar su sexualidad ese individuo, ese hombre, esa mujer podrán hacerlo o no según como han sido durante su vida y desde el momento mismo de su nacimiento aquellos preceptos, indicaciones, directivas, orientaciones, en mayor o menor en cuanto a una vivencia y aceptación sexual tendiente al disfrute de la misma o en el otro extremo la represión o inhibición de sus deseos en caso contrario.

Es en el desarrollo y la manifestación diaria y cotidiana de la identidad de esa persona que trasciende ya a lo biológico para expresarse en lo individual y cotidiano, como ese sujeto que es en el mundo.

Cada persona tiene que aprender desde esa sexualidad biológica con la que ha venido al mundo, y que es la que el cuerpo le muestra, más todo lo que previamente expresamos cómo y en qué magnitud influye en su persona, debe aprender a poder discriminar lo positivo y bueno que tiene su ser sexual, su sexualidad para así poder manifestar y desarrollarse plenamente en el uso de sus atributos viviendo una sexualidad plena y sana, sin resquemores, culpas, represiones, y sintiendo que se brinda a ese otro al que ama y del que recibe; siendo ésta comunión mutua la que permite vivir plenamente la sexualidad y alcanzar de ese modo plenitud.

Generalmente hay en esa sexualidad genérica una correspondencia con la sexualidad biológica, es decir, que habiendo nacido con los caracteres sexuales masculinos y sintiéndose macho y disfrutando de su ser hombre, se lo es y se vivencia su sexualidad masculina.

Hay la sexualidad femenina, que se corresponde con los caracteres sexuales femeninos, de hembra, se siente mujer y disfruta de su ser femenino, sintiéndose y vivenciando su sexualidad de mujer, disfrutando con ello.

Hay quienes si bien se sienten bien con su sexualidad y con su cuerpo, no experimentan placer sexual sino con una persona del mismo sexo, vivenciando su sexualidad homosexual para encontrar la felicidad, para sentirse bien, no encontrando placer ni plenitud sexual en la sexualidad heterosexual.

Por otro lado le ocurre a personas que sienten que sus caracteres sexuales ya sea de hombre como de mujer con los cuales han nacido y que se corresponden con los caracteres sexuales biológicos, no son los que reconocen psíquicamente, y por ende su vivencia sexual está determinada por ese rechazo a su propio sexo biológico, al cual no reconocen, es más se sienten atrapados en éste cuerpo que sienten con una sexualidad que no es la que sus sensaciones le devuelven como propia, sino que sienten que su sexo biológico no es aquel con el que nacieron, sino que es el sexo contrario, se sienten atrapados tanto física como psíquicamente en su sexualidad (Disforia de Sexo).

Generalmente estas personas en la actualidad tienen una operación que les cambia el sexo biológico y por ende también cambian su identidad, su nombre por otro del género opuesto al cual originariamente fueron nombrados al momento de su nacimiento.

Hay quienes no llegan a operarse y viven infelices toda su vida, rechazando su cuerpo y su sexo.

Los Cambios:
Durante la pubertad y en la adolescencia comienzan a producirse tanto en el varón como en la mujer los “cambios hormonales”, éstos van a determinar el desarrollo de los caracteres sexuales tanto físicos como psíquicos, y así los comportamientos que van a manifestar en su vida consiguientemente.

Con el “despertar sexual” que se produce precisamente por éstos cambios hormonales viene la experiencia sexual, y dentro de ésta la primera es la que tiene una significancia absoluta en la vida posterior de su sexualidad vivida tanto para ese joven como para esa jovencita. Del modo que sea ésta primera vez vivida, de la manera en que se haya preparado en su vida previa para ese momento, será la posibilidad de vivir con madurez su sexualidad o no.

Siempre en las distintas sociedades occidentales aparece como tema, al menos en las comunidades de Latinoamérica y otras la importancia de la Educación sexual, y es precisamente ésta la que permite a los jóvenes vivir su primera vez, su experiencia sexual sin los problemas y dificultades que les puede acarrear el vivir tanto esa primera experiencia como las siguientes con la toma de conciencia de que la sexualidad vivida debe ser sin riesgos, ni para contraer alguna de las enfermedades de transmisión sexual ETS, algunas de las cuales les llevan a una muerte segura (sida) y también la evitación de un seguro embarazo si no se toman las debidas medidas para evitarlo.

Etapas de la sexualidad según el Psicoanálisis:

1ª Etapa Oral: Es la primera, comienza al nacer, es en ésta etapa que el sujeto humano siente su zona de placer en la boca, es por eso que se lleva todos los objetos hacia ella, chupar y morder son las formas en que el infante explora, conoce, aprende. Su boca es su zona de placer, con la cual toma contacto con todo lo que se lo brinda, la teta de su madre y todo otro objeto que puede llevarse a la boca. Cuando adulto si hay algún tipo de fijación en esa etapa éste sentirá placer por morder objetos como lápices, fumar, morderse las uñas, etc.

2ª Etapa Anal: Es la etapa siguiente, aquí el niño ha aprendido a controlar esfínteres, es decir que orina o defeca según su voluntad, y puede por “manejar y condicionar al adulto” no orinar o defecar según el adulto le indique. Aprende también en ésta etapa a sentir placer controlando sus heces (siente el placer defecar), manifiesta de éste modo el control sobre el adulto, que siente todo lo contrario y manifiesta instintivamente repugnancia con esto. Las teorías psicológicas encuentran en ésta etapa, en la fijación psíquica en ésta algunas de lasparafilias, que se pueden encontrar en sujetos adultos que las padecen.

3ª Etapa Fálica: Aquí el niño/a aprende que tocando sus genitales siente placer por ello. Se produce ésta etapa entre los 3 y los 11 o 12 años de edad. Ésta autoerogenización no tiene ni la denominación ni el efecto o necesidad de la masturbación, que se da en una etapa posterior. La misma se produce como un modo de descubrir ese placer que le devuelve el tocar sus órganos genitales, como un modo de erogenizarse, de autocomplacerse, pero está mucho más allá del placer que le da al sujeto ya sexuado y en donde se ha producido el desarrollo hormonal, aquí esta autoerogenización tiene que ver con el sentir el placer, autocomplacerse, y así desarrollar en su cuerpo la sensación de agrado y placer que el tocar esas zonas su cuerpo le devuelve.

4ª y última Etapa Genital: Es la etapa en la cual los humanos adultos llegan como resultado de vivir una sexualidad plena, madura, completa, en la cual no sólo intervienen la penetración, el coito, y su consecuencia el orgasmo del macho y de la hembra, sino que es todo el cuerpo de cada uno que se entregan al otro de modo de sentir que ésta sexualidad y placer vividos no terminan sólo con el orgasmo, sino que comienza con el amor, el deseo y la sensación de felicidad y plenitud que les permite vivir esa sexualidad plena, madura que no se remite sólo al coito, sino que va mucho más allá, por eso se dice que la sexualidad de ésta etapa no es posible de ser vivida por todas las personas, sino por quienes han experimentado una relación que hace posible vivirla, porque ellos han podido llegar a una verdadera madurez tanto física como psíquica.
Sexualidad y Problemas:

Problemas y Disfunciones
Ya hablamos previamente que no siempre es posible de vivir la sexualidad sin dificultades, hay ocasiones en que se presentan distintas dificultades llamadas en forma generaldisfunciones sexuales, éstas tienen un origen generalmente de tipo psicológico, siendo otras de órden orgánico o fisiológico.

Hemos querido mencionar algunas:

Vaginismo: Los músculos de la vagina se contraen sin que la persona lo quiera, debido a miedo o tensión, evitando que la penetración se lleve a cabo. Las causas de este problema pueden derivarse de factores sociales (represión sexual, inseguridad, culpa, etc.) tambien se presenta por factores biológicos, como una mala sutura después del parto o por temores psicológicos rechazo o temor a los hombres, maltrato o machismo. Es muy común la consulta al especialista tanto por la mujer como por la pareja que encuentra en ésta disfunción una real dificultad para poder consumar su acto sexual.

Una manera de evitar esto es: conocerse a si misma, mediante terapias y ejercicios de erotismo.

Eyaculación precoz: Hay la eyaculacion involuntaria, antes de finalizar el coito. Generalmente su origen es psicológico. Tiene un muy buen pronóstico su tratamiento, que suele ser en la mayoría de las veces psicoterapéutico.

Falta de deseo sexual, o Deseo Sexual Hipoactivo: Hay apatía o indiferencia hacia el acto sexual. Tambien se puede dar por temor a daño psicologico o físico

Orgasmo retardado: Falta de culminación durante el coito, es decir, estar a punto de tener el orgasmo y no alcanzarlo.

Anorgasmia: Es la ausencia de orgasmo, aunque se tenga excitación, deseo, erección, eyaculacion, etc.

Dispaurenia: Dolor durante la penetración o en cualquier momento del acto sexual.

Incompetencia eréctil: Hay ausencia de erección, o una erección parcial, aunque haya deseo.

Eyaculación retrógrada: La eyaculacion no es expulsada, sino que se va hacia la vejiga.

Ausencia de Excitación: Hay falta de lubricación, y dolor durante el coito

Enfermedades de Transmisión Sexual o ETS:

Son aquellas que se transmiten durante un contacto sexual (sea vaginal, oral o anal).

Las mas comunes son:
Gonorrea: infección causada por una bacteria que produce que los genitales supuren, ardor al orinar, es más común en hombres, puede producir peritonitis y abscesos en las mujeres.

Clamidia: Esta es causada por un hongo llamado clamidia y produce ardor al orinar, supuración de fluidos genitales de mal olor, aunque muchas veces los síntomas no son presentados en ambos sexos.

Sífilis: Causada por una bacteria que provoca la aparición de llagas o verrugas en los genitales, no siempre dolorosas que pueden aparecer de los 10 a 90 dias después del contagio, además de salpullido que aparece después de las llagas.

VIH o Sida: (Virus de Inmunodeficiencia Humana o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida).

Es un virus que se contrae por contacto con sangre infectada o fluidos sexuales, este virus destruye el sistema inmunológico o de defensa del cuerpo y hasta la actualidad no tiene cura, los síntomas tardan en aparecer después del contagio hasta cinco años, dentro de esa etapa al enfermo se le llama cero positivó, es decir ya tiene el virus, pero todavía no se le manifiesta.

Papilomavirus humano: Provoca verrugas genitales y si no se atiende, puede causar cáncer de útero.

Herpes Genital: Virus que produce una inflamación de los tejidos en la piel y la aparición de vesículas acuosas, que causan dolor y ardor en la zona genital, esta enfermedad solo se controla, pues reincide.

Si piensas que has adquirido una ETS, lo mejor es acudir a un laboratorio y practicarte los análisis pertinentes, la manera más eficaz de evitar el contagio es el uso de condón o preservativo.

La gonorrea, clamidia y sífilis son curables con tratamiento, pero si se descuidan traen problemas mas graves como ceguera, daños mentales, en el caso de la sífilis, esterilidad e inflamaciones pélvicas en el caso de la clamidia y la gonorrea, así como, embarazos ectopicos (el cual se producen la trompa de Falopio y no se logra).

Las mujeres tambien deben utilizar el preservativo para evitarlas

Parafilias:
Son conocidas como desviaciones sexuales, pues el placer sexual se alcanza con prácticas anormales de conducta.

Existen tres grados de parafilias clasificadas por la Asociación Mundial de Psiquiatría.

Mínimo: obtención por medio de fantasías que no alteran las actividades sexuales normales.

Acentuado: Se busca de manera insistente la realización de la fantasía para alcanzar la satisfacción sexual.

Dependiente: La fantasía erótica afecta o interfiere en la relación sexual, de tal forma que se pierde la libertad de elegir y no se puede dejar de actuar de cierta manera.

Se da un carácter impulsivo cuando lo único que sacia la excitación es la realización de esa fantasía. De tal forma que la parafilia puede convertirse en una adicción, donde el individuo solo llega a la excitación a través de esta.

Existen diversas parafilias entre las cuales se mencionan:

Acrotomofilia: La excitación depende de que la pareja tenga alguna amputación, ya sea un brazo, una pierna o un dedo.

Agalmatofilia: Surge el deseo cuando se contempla una estatua de una persona desnuda, como la Venus de Milo o el David de Miguel Ángel.

Asfixiofilia: Es una perversión muy común, los deseos sexuales se despiertan por la fantasía de ser estrangulado(a) y llegar a la asfixia.

Autoasesinofilia: La persona que tiene esta parafilia fantasea con ser asesinado muchas de las ocasiones de manera salvaje para poder llegar al orgasmo.

Autonepiofilia: Una parafilia marcada por el deseo inconscente de regresar a la etapa infantil, el individuo desea ser tratado como un bebé por su pareja, inclusive usando vestuario, para poder llegar al orgasmo.

Biastofilia: El asalto violento a una persona aterrorizada y desconocida es la base de la excitación.

Crematistofilia: Pagar por el servicio o ser asaltado al tener sexo constituye la base para que el orgasmo pueda suceder.

Coprofilia: Comer el excremento de la pareja conduce al orgasmo al tipo de personas que presentan esta parafilia

Efebofilia: Los deseos sexuales son estimulados solo cuando la pareja se encuentra o esta a punto de entrar en la etapa adolescente.

Escatofilia telefónica: Sólo se pude establecer por medio de llamadas telefónicas, las cuales pueden ser a personas conocidas o no, en este caso no se trata de llamadas eróticas, más bien son del tipo amenazante o insultante.

Estigmatofilia : Los deseos sexuales son despertados por tatuajes, cicatrices o perforaciones en el cuerpo de la pareja.

Exhibicionismo: Si el individuo logra causar sorpresa, pánico o miedo, al mostrar alguna zona erótica en un sitio público y de manera ilegal, entonces puede llegar al orgasmo.

Fetichismo: La dependencia a cualquier objeto de la pareja, desde un cabello o ropa hasta, en el peor de los casos miembros, producen la excitación sexual y llegan a conducir al orgasmo.

Formicofilia: La excitación sexual surge de el contacto con hormigas y caracoles que se pasan por zonas genitales o erógenas.

Froteurismo: Consiste en excitarse al frotar los genitales con el cuerpo de un desconocido en una multitud.

Gerontofilia: El motivo de la excitación surge cuando la relación se da con una persona de la tercera edad o con personas de la misma edad de los padres.

Hibristofilia: La excitación se origina cuando se sabe que la pareja ha cometido un crimen. (Violación, Asesinato).

Hifefilia: Al tocar o sentir, el cabello o tejido de la ropa de la pareja.

Juvenilismo parafilico: El deseo sexual surge del comportamiento de la pareja como si estuviera en su etapa juvenil y ser tratada como tal por su pareja.

Kleptolagnia: El hecho de robar constituye el origen del deseo erótico.

Masoquismo: La excitación depende del hecho de ser objeto de maltratos físicos, abusos o humillaciones por párete de la pareja.

Morfofilia: Una de las partes del cuerpo de la pareja es la fuente de placer para la excitación, por ejemplo: un lunar.

Misofilia: Masticar, oler o realizar otra acción con ropa sucia o productos relativos a la higiene menstrual es el origen de la excitación.

Narratofilia: Uso de palabras o narración de historias pornográficas, obscenas o sucias en presencia de la pareja.

Necrofilia: Placer sexual al copular con un cadáver.

Olfatofilia: Excitación provocada por el olor de distintas partes del cuerpo de la pareja, en especial el de las zonas erógenas.

Pederastia: Sostener sexo anal entre un hombre viejo y uno joven.

Pedofilia: Excitarse al tener una relación sexual con infantes.

Pictofilia: Excitación provocada por observar fotografías o videos sucios o pornográficos.

Renifleurismo: La excitación y el orgasmo llegan cuando la persona percibe olor a orina, en especial de la pareja.

Sadismo: Torturar, humillar o castigar a otro implica excitación.

Somnofilia: Consiste en despertar a un desconocido con caricias eróticas, sexo oral, pero sin violencia.

Simforofilia: Provocar un accidente y presenciarlo es causa de excitacion sexual.

Tocheurismo: Tocar los genitales, nalgas o senos a un desconocido de manera abrupta.

Travestofilia: Utilizar prendas del sexo contrario, especialmente intimas, constituyen deseo.

Troilismo: La excitacion sexual se da al observar a la pareja teniendo relaciones sexuales con otra persona.

Urofilia: Orinar o beber la orina de otro dan lugar a la excitacion.

Voyeurismo: Consiste en observar a alguien desnudándose o teniendo relaciones de manera licita.

Zoofilia: Sostener relaciones con animales es motivo de excitacion sexual.

Lic.CRISTINA HEINZMANN
Psicóloga-Terapeuta
Centro Psicológico Compartir
Psicoterapia en Línea

Scroll to top
aluscreativos.com.ar