16 de Noviembre Día Mundial de la Tolerancia Reviewed by Momizat on . ¿En el día Mundial de la TOLERANCIA en primer lugar y haciendo referencia a la historia del día que hoy se conmemora decimos que fue para el año 1995 que los Es ¿En el día Mundial de la TOLERANCIA en primer lugar y haciendo referencia a la historia del día que hoy se conmemora decimos que fue para el año 1995 que los Es Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » 16 de Noviembre Día Mundial de la Tolerancia

16 de Noviembre Día Mundial de la Tolerancia

tolerancia¿En el día Mundial de la TOLERANCIA en primer lugar y haciendo referencia a la historia del día que hoy se conmemora decimos que fue para el año 1995 que los Estados miembros de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Cultura y la Educación) aprueban la Declaración de Principios sobre la Tolerancia a partir de ese año 1995 precisamente para el día 16 de noviembre.

A la vez que invita a los Estados Miembros a llevar a cabo las distintas actividades como para que en las distintas Instituciones formativas, educativas, y que cumplan un rol dentro de estas esferas puedan desde esa misma función cumplir el rol que se pueda adaptar a tal fin, y hagan un seguimiento para cada fecha conmemorativa como manera de hacer que cada pueblo lleve a cabo una concientización en su población que tienda a lograr ser tolerantes como pueblos en los distintos modos y significancias aplicables, tanto en forma individual como colectiva.

El modo en que se trata de instaurar la tolerancia en los habitantes de cada nación está en uno de los aspectos aplicables orientado a las distintas y diferentes diversidades culturales, y a la aceptación básicamente y bastante reductivo el significado de que en la diversidad está precisamente la riqueza de cada pueblo y en la aceptación de esa diferencia esta precisamente el tomar su cultura específica tan rica y válida como la del otro pueblo que la considera, sin hacer diferencias de valor, ni de poder, ni de historia tal como se lo hace en innumerables ocasiones en que es el país o estado que considera y según su escala de valores el que se siente con derecho a menospreciar al otro al que se considera menor o inferior ya sea por el color de piel de los pueblos, o su historia, o su reciente historia, o la falta de avance tecnológico, o por el poderío o no alcanzado en cuanto al poder económico, o por el idioma, o la religión o raza, etc., etc. Etc…  es decir por los tantos y diferentes modos y la forma en que esa interrelación entre los diferentes pueblos se manifiesta y se expresa.

Es bueno tener en cuenta que cuando estamos hablando de tolerancia entre los distintos pueblos esto es teniendo en consideración como cada una de las personas que lo conforman se expresa, se debe tener en cuenta que vale aplicar lo que ocurre entre las personas, y es que mientras menos se conoce del otro, mientras más se ignora al otro, suele ocurrir que esto llega a constituirse en no pocas oportunidades en barreras que dificultan la interrelación, así ocurre precisamente entre los distintos pueblos, considerados ya como un todo en completud en los cuales se manifiestan las características previamente dichas; como así también es posible poder encontrar en muchas oportunidades que es precisamente el desconocimiento de ese otro pueblo, de esa otra cultura y el temor que ésta genera lo que lleva en muchas y continuas ocasiones a que se generen persecuciones, segregaciones, injusticias, y también el hacer que las leyes caigan muchas veces injustamente pero con todo su peso sobre quienes hasta desde el desconocimiento de la lengua no pueden ni siquiera ser escuchados en su propia defensa (para ellos solo basta leer las distintas crónicas que refieren periódicos en donde se considera actualmente a la inmigración como un hecho que puede llevar a los límites más altos de la intolerancia).

Por eso es importante que se pueda educar desde el origen a los niños de cada país, de cada nación, y precisamente en la aceptación de esas diferencias, en el conocimiento de ese otro para así poder ser justos y no actuar solamente desde el temor y la segregación; educar y formar acerca del ser amplios, justos y no sentir que lo que cada uno cree es la absoluta verdad pues se corre el riesgo de caer en la tiranía del pensamiento, en fundamentalismos, que no llevan a nada positivo salvo a sentir que el diferente, el distinto precisamente por ser diferente es un enemigo a no considerar y muchas veces a eliminar del modo posible.  Desde la educación y la formación mostrar que el ser distinto no es ser mejor que el otro, todo lo contrario, pues es el crisol de razas que habita sobre nuestro planeta lo que lo hace rico, y poderoso, esto no solo considerado solo a nivel económico, sino en todo nivel tanto el de la salud, el de la posibilidad de creación y creatividad, de conocimiento, etc.etc.etc.

Se debe enseñar que todos tenemos derecho a ser libres, y también a respetar la libertad del otro, y en esto tiene mucho que ver la tolerancia, la tolerancia de las diferencias para así comprender que la libertad no sólo tiene que ser la del poderoso, tanto como nación como en los distintos pueblos quienes detentan el poder, pues son precisamente ellos quienes deben practicar la tolerancia, pues no tienen las limitaciones de los oprimidos, los perseguidos, los sojuzgados. Por eso es sumamente importante que sea desde los primeros años de la vida que se enseñe a tolerar al otro, a crecer con esa tolerancia a crecer no sólo desde lo vital, sino desde las distintas aptitudes y potencialidades que si así lo aprende luego podrá darse cuenta que se enriquece con ello.

Es desde la infancia que se debe educar, entonces precisamente cuando se instaura ese día en el mundo para que todo los 16 de noviembre de cada año cada Estado miembro pueda hacer un seguimiento acerca de lo que se avanzó en su territorio acerca de una mayor aceptación y compromiso en este sentido con el otro. Porque la Tolerancia es aceptar la libertad no sólo del pensamiento, sino de la conciencia y de la religión del otro, y el camino para llegar a ello es el del conocimiento y de la concientización acerca de que el otro tiene tanto derecho a su libertad en todos estos aspectos como nosotros mismos “No sólo es un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica. La tolerancia, la virtud que hace posible la paz, contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz”.

Si desde nuestro lugar como educadores padres al ser los primeros que llegamos a formar a nuestros niños, les enseñamos y precisamente desde nuestra tolerancia hacia ellos en nuestra forma de educar diariamente, a pesar de nuestro cansancio, de nuestras frustraciones, de nuestra ira de momento, de nuestro sueño a veces, de las penurias y exigencias de la vida diaria, podemos escuchar, podemos enseñar con una palabra de cariño, o enseñar un límite desde el respeto y el amor, desde la consideración y desde lo que es justo, estamos sembrando las semillas de la tolerancia en nuestro niño. Cuando se nos da la oportunidad de mostrar a nuestro niño de qué modo en el ejemplo práctico se es tolerante con el otro, cuando por ejemplo en una situación concreta de manejo del vehículo aceptamos el error del otro, lo disculpamos, le esbozamos una sonrisa o un gesto en el que le estamos demostrando nuestra tolerancia, nuestra comprensión, nuestro entendimiento, sin dudas ese niño de hoy podrá mostrar su nivel de tolerancia en el mañana, podrá entender que si en el hoy no se le habla peyorativamente de otro niño por considerarse el tal o cual origen, en forma discriminatoria, seguramente cuando adulto no sabrá decir “el bolita” “el paraguayo” “el negro” sino mi vecino, Juan, Pedro, Celestino, pero de ninguna manera desde el adjetivo descalificador discriminatorio y segregacionista.

Porque TOLERANCIA es una palabra que deriva del latín “tolerans” que significa: soportar, cargar, tolerar.

Para finalizar algunas concepciones respecto al significado de ser tolerantes y que han hecho historia precisamente por la sabiduría del modo de decirlo y de quienes fueron los autores del concepto tanto en el modo de plasmar el pensamiento y en el de ponerlo en la práctica:
La sumisión y tolerancia no es el camino moral, pero sí con frecuencia el más cómodo. Martin Luther King

Cuando tratamos de descubrir lo mejor que hay en los demás, descubrimos lo mejor de nosotros mismos. William Arthur Ward

Cuando hablamos del derecho a la vida, o al desarrollo, a disentir o a la diversidad, estamos hablando de la tolerancia. La tolerancia promovida, protegida y venerada asegurará la libertad. Sin ella, no podemos asegurarnos de ninguna. En las palabras de un hombre sabio: “la fe produce respeto, y el fanatismo provoca el odio”. Kofi Annan

Por lo tanto, debemos reclamar, en nombre de la tolerancia, el derecho a no tolerar a los intolerantes. Karl Popper

Lic.CRISTINA HEINZMANN
Psicóloga-Terapeuta
Centro Psicológico Compartir
Psicoterapia en Línea
www.centrocompartir.org

Scroll to top
aluscreativos.com.ar