Tomando el Control de la Gingivitis Reviewed by Momizat on . La mala noticia es que la gingivitis puede conducir a lesiones más serias como la periodontitis, la buena noticia es que la gingivitis por si sola es reversible La mala noticia es que la gingivitis puede conducir a lesiones más serias como la periodontitis, la buena noticia es que la gingivitis por si sola es reversible Rating: 0
Estas en: Home » Articulos » Tomando el Control de la Gingivitis

Tomando el Control de la Gingivitis

gegivitesLa mala noticia es que la gingivitis puede conducir a lesiones más serias como la periodontitis, la buena noticia es que la gingivitis por si sola es reversible.

La Gingivitis es una inflamación del margen gingival y ocurre muy frecuentemente en la mayor parte de las poblaciones, afectando tanto a niños como adultos. La gingivitis es incompatible con la salud bucal y puede progresar hasta llegar a condiciones más serias como la periodontitis.

La buena noticia es que la gingivitis es reversible. Con un buen tratamiento profesional y buena higiene oral, la armonía gingival puede ser restaurada. A pesar de la amplia incidencia de la gingivitis que sobrepasa el 90% en algunas poblaciones, solamente una minoría va a convertirse en una gingivitis intermedia y aún menos, avanzan a forma más graves de la enfermedad.

Actualmente no hay formas confiables de poder predecir si individuos son o no susceptibles al progreso de esta enfermedad, de manera que la prevención y el control de esta enfermedad es esencial en cada caso.

La Gingivitis es causada en gran parte por las bacterias de la placa bucodental. Por otra parte factores de riesgo inducidos por hormonas y medicamentos, pueden modificar la enfermedad gingival existente. La forma más común de gingivitis es “la gingivitis asociada con la placa bacteriana” en la cual el crecimiento de la placa bacteriana irrita la encía dando como resultado un enrojecimiento, inflamación y dolor. Las medidas para remover la placa bacteriana van a permitir que haya una reversión de la inflamación en la mayoría de los casos.

La mejor solución a este problema sin embargo no estriba únicamente en el tratamiento de la enfermedad sino en propiciar y prevenir el futuro crecimiento de la placa dentobacteriana que conducirá a la gingivitis.

Prevención.
No existe ningún sustituto para una buena higiene oral como primera medida contra la formación de la placa que produce la gingivitis. Cepillarse con un cepillo con cerdas redondeadas permitirá remover la placa tanto en las superficies bucales como linguales, mientras que la utilización del hilo dental y de cepillos interdentales son recomendables para el control de la placa en medio de los dientes.

La remoción de la placa por medio de métodos mecánicos debe ser llevada a cabo por el paciente diariamente con el propósito de evitar la formación de cálculos. Se recomienda minimizar las áreas de retención de placa en la boca como por ejemplo, restauraciones inadecuadas o superficies que están pobremente pulidas o bien superficies deficientemente adaptadas de elementos protésicos.

Otras medidas complementarias son la utilización de medidas preventivas a base de químicos, las cuales se utilizan cuando las tácticas mecánicas previamente descritas no son suficientes (lo anterior es aplicable al 90% de la población).

Los enjuagues bucales que contienen clorhexidina, un efectivo antimicrobiano pueden ser utilizados contra la formación de placa y gingivitis.

Sin embargo, la interacción de ésta con otros componentes de las cremas convierte a la clorhexidina en inactiva, impidiendo su uso con éste método tan conveniente, como son las cremas dentales. Algunos efectos colaterales asociados con lo enjuagues con clorhexidina pueden también restringir la utilización de la misma por el paciente, manchas en dientes de porcelana y en restauraciones de composites, irritación de las mucosas e incremento en la formación de cálculos y la alteración del sentido del gusto.

Existen también algunos aceites esenciales que han demostrado ser efectivos cuando son utilizados en enjuagues bucales para reducir la gingivitis. El contenido de alcohol en algunos enjuagues bucales es una preocupación por el hecho de que su utilización ha sido asociada con el incremento en el riesgo de contraer cáncer oral.

Sin embargo en un panel reciente, un comité profesional de revisión de la oficina de Control de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos FDA, determinó que algunos de estos estudios son infundados.

Un nuevo dentífrico basado en la combinación de Triclosán y copolímero ofrece una acción antibacterial de amplio espectro que puede reducir tanto la placa como la formación de gingivitis sin los efectos secundarios mencionados anteriormente. El Triclosán con copolímero ha sido aprobado ya en muchos países alrededor del mundo (103) y recientemente aprobado para su utilización en los estados Unidos por la oficina de Control de Drogas y Alimentos FDA de ese país. Este se encuentra ya disponible para sumarse a la lucha en contra de la gingivitis.

Tratamiento.
Una vez que la gingivitis ya se ha establecido el profesional debe lidiar con ella con diferentes opciones de tratamiento. Con cada paciente es importante y crítico conocer su historia médico dental y familiar como también las actitudes personales que el paciente toma en relación con la higiene oral. El exámen clínico para determinar la extensión de la enfermedad permitirá establecer el tratamiento más adecuado. Opciones para esto incluyen métodos químicos como mecánicos.

Antibióticos administrados sistemáticamente, no son recomendables para el tratamiento de la gingivitis, sin embargo pueden utilizarse en bolsas periodontales combinados con métodos mecánicos, en casos en los cuales la gingivitis está acompañada por una periodontitis.

Se recomienda así mismo la utilización de medidas que puedan prevenir la recurrencia de la enfermedad después del tratamiento.

Fuente: Reporte Del Cuidado Oral (www.colgate.com)
Dr. Segura Diego
Odontólogo de Consultorios del Cabildo

Scroll to top
aluscreativos.com.ar